Es la última vedette de los 80, le pasó sus plumas por la cara al general Pinochet y fue quien cerró el Bim Bam Bum en la calle huérfanos, es la denominada Diva de las revistas, ella es Maggie Lay quien conversó con Citoyens sobre su nuevo espectáculo denominado “Rimbombante” en el Cine Arte Alameda.

Al ser consultada sobre la diferencia entre una Vedette y una Showoman , ella nos explica que la primera es el centro de atención de un espectáculo, a diferencia de la segunda que  puede participar en cualquier parte del show, porque no canta, ni actúa muy bien , solo baila. “Hasta ahora todavía no ha salido alguna chica que se me equipare”.

Durante los últimos años se ha intentado impulsar el show de revista, pero según la vedette el género se ha terminado, “Porque no hay un teatro de revistas, tenemos que salir a hacer nuestros espectáculos, no hay un teatro fijo. Somos pobres de público y además es flotante, a diferencia de los argentinos”.

Nos comentó sobre aquella vez que le bailó al General Pinochet, y dice que fue invitada al centenario de la armada a mediados de los 80 y la llamaron para que bailara a un grupo de generales que estarían presentes en una reunión privada, fue en ese entonces que se preparó para bailarle a Pinochet tomándose 3 whiskies, “le pasé las plumas por la cara y me dijo que estaba buena, me puso nerviosa ya que tenía esos ojos azules penetrantes”.

Explica las diferencias con los argentinos en relación a consumir teatro o diferentes espectáculos, siendo que ambos países tuvieron dictadura pero en Argentina eso no afectó al desarrollo de este tipo de show. “Los chilenos somos más apagados a diferencia de los argentinos. El internet, la televisión ayudaron a morir esto, pero en la época de Pinochet se hacían muchas cosas a puertas cerradas”.

Es por ello que un grupo de actores prepararon este espectáculo denominado “Rimbombante” que se presentó en el Centro Cultural Alameda y donde se rescató parte de la historia revisteril chilena con un ballet de chicas con glamour, canciones del recuerdo, alegría, humor, sensualidad y mucho brillo. Rescatando la nostálgica de plumas que existieron entre los 60, 70 y 80. Maggie Lay fue la figura que realizó la unión de los distintos cuadros artísticos y además bailó y cantó como en aquellos años dorados.

Y por último, la decana de las vedettes chilenas nos adelantó que está ad portas de inaugurar su academia o escuela artística, la instalará en una casona tipo castillo que pudo recuperar y está acomodando las salas para clases de ballet, yoga y expresión corporal e incorporará la clase de burlesque. Además aconsejó a las mujeres que la siguen, que para tener un buen cuerpo se debe hacer mucho ejercicio, tomar bastante agua, trabajar mucho y mantener el buen humor, mientras se hace el aseo en la casa, se limpian vidrios, lo que hace bien para los brazos y pasar virutilla para el fortalecimiento de las piernas, concluyó la Maggie.

Vuelve a escuchar la entrevista: viernes 26 de junio.