“Mitos que sanan el alma” es un proyecto artístico dirigido a los niños y niñas pacientes en los centros hospitalarios como el Exequiel González Cortés y Calvo Mackenna, entre otros centros públicos de salud, a cargo de la Compañía Perro Bufo. Para ello, Citoyens 102.5 FM conversó con su directora, Carmen Gloria Sánchez para conocer acerca este emprendimiento cultural

Todo comenzó el año 2015, en la celebración del Día del Niño, en el hospital Exequiel González Cortés, donde se presentó un breve montaje acerca de los alimentos, cuyo formato fue diseñado para grupos pequeños de espectadores. Tal fue el éxito de la muestra que los médicos les pidieron otras obras en el estilo de teatro en miniatura.

El objetivo es presentar temáticas relacionadas con mitos de ciertas culturas como selknam, mapuche y aymara, ante pequeños pacientes que no pueden asistir a las escuelas por estar convalecientes y en ese contexto, a través de estas muestras pueden recrearse y educarse con dichos temas en un programa denominado “viernes nanai nanai”, en las denominadas “aulas intrahospitalarias”.

Las obras se han presentado en pabellones, salas de espera, sectores de niños quemados u oncológicos, para llevarles – en una nueva metodología de aprendizaje – ciertos contenidos que están incluidos en el área de lenguaje del Ministerio de Educación, y financiado a través del Fondart.

El formato narrativo usado por la Compañía Perro Bufo, denominado “Lambe Lambe”, que son pequeñas cajitas cerradas donde se puede ver los personajes y escuchar el relato a través de audífonos, permite un acercamiento unipersonal con las historias y aprender de forma entretenida, ciertos relatos de mitos y leyendas de cosmovisión ancestral.

En relación al tema de la muerte y la trascendencia, para los pueblos originarios “la muerte es un espacio onírico, para ellos la muerte es un paso al más allá, pero es un espacio divino el más allá, para los selknam tú te mueres y te entierran en el suelo y te conviertes en estrellas, y eso es lo que contamos en esa cajita, los mapuches tratan de sanar con sus hojas de canelo, hacen machitún, eso contamos en esa cajita, y los aymaras hacen grandes fiestas (…) entonces ellos lo entienden, porque trabajar con ellos la muerte, también hay que ocuparse de eso, porque ellos están ahí en ese límite, entonces ellos lo reciben de bonita manera”, dijo Carmen Gloria.

Posteriormente a las funciones, la compañía realiza acciones de arte-terapia con el fin de evaluar el nivel impacto de los niños y niñas pacientes, a través de dibujos y conversaciones con los pequeños, relata la directora del montaje.

Otra de las tareas que está proyectando la compañía teatral es entrenar al personal de los hospitales en este formato artístico, “si nosotros le enseñamos a las enfermeras, al tío del aseo, a los niños, a hacer este teatrito que son súper artesanales, los podemos hacer con cajas de cartón y reciclar”, agregó la directora teatral.

Otra faceta de este equipo artístico, además de obras familiares, son los montajes de nigth club para adultos y en el género de la comedia. Pero lo que viene – en lo inmediato – son proyectos con contenido científico (matemática, biología, química) para escolares en el formato de pequeños “teatritos”, con el fin de fomentar aprendizajes con metodologías más lúdicas.

Vuelve a escuchar la entrevista: viernes 9 de septiembre.