¿Cómo los dirigentes sociales ven o evalúan el concepto del poder? Citoyens 102.5 FM conversó con Leonardo Moreno, director Ejecutivo de la Fundación para la Superación de la Pobreza, para conocer el estudio de percepción ciudadana sobre el trabajo que realizan los medios de comunicación en la imagen de líderes políticos y el propio ejercicio del poder. Junto a Moreno, se sumó a la reflexión, el cientista político, Magíster en Comunicación Política y conductor del programa “Político y conciso” de Radio Universidad de Chile, Felipe Rischmond, quien analizó la participación ciudadana en las próximas elecciones municipales, la función de la democracia y el ejercicio del poder político.

“Alianza Comunicación y Pobreza” está formada por diversas organizaciones e instituciones, tales como el Hogar de Cristo, América Solidaria, Superación de la Pobreza, Fundación Paréntesis, la Escuela de Periodismo de la Universidad Diego Portales, entre otras.

El objetivo de esta alianza estratégica es resaltar la relación que existe en el tratamiento de la pobreza en los medios de comunicación. “Veníamos investigando hace varios años diversos puntos relacionados con el ejercicio del poder y el año pasado estudiamos quienes eran los entrevistados en los diferentes medios de comunicación. Eran ellos quienes estaban en los medios como fuentes relevantes y quienes tenían la voz. Pero la gente, el chileno real no la tenía, entonces por ello nos interesó, excavar y ver quien tiene el poder en la sociedad chilena, considerando que el poder está muy mal repartido en Chile», explicó Moreno.

El estudio realizado indicaba que los verdaderos ciudadanos, que son representantes de las comunidades no tenían voz, es por ello que se profundizó la investigación y se analizó lo que siente y piensa sobre el tema del poder en los dirigentes, representantes de los ciudadanos como en las localidades de Freirina, Monte Patria, entre otras localidades. 150 dirigentes participaron y dejaron reflejadas sus percepciones sobre el poder. “Algunos tuvieron que pensar un poco, la imagen es común, cuando lo primero que se menciona es un hecho negativo de desigualdad, esto produce un malestar, el poder político, religioso, tiene una mirada negativa”, afirmó el director ejecutivo de la fundación Superación de la Pobreza.

El estudio destaca que hay una cuestión de larga data y asocian el poder al tema político y económico, lo relacionan en quienes ejercen el poder y cómo ese poder puede distribuir riqueza. Pero después de un rato, la gente comienza a entender que el poder lo pueden asociar a otra cosa, como por ejemplo, cambios en la familia, si lo asociamos al concepto real de poder, el cual indica la Real Academia de la Lengua, RAE, “es tratar que el otro haga lo que yo quiera”. Lo importante de esa reflexión es que existe otra forma del ejercicio del poder, y de ese modo se lo ve más positivo, así, el tener poder puede cambiar la sociedad y la familia. Se logra comprender que el ejercicio del poder puede ser concebido de manera diferente, por ejemplo, identificando a un otro que reprime y que toma decisiones.

“A los dirigentes les costó asociar que tenían el poder de hacer el cambio, se veían más negativos, a ellos les generó un aspecto emocional, pero si el municipio no les abre las puertas la percepción cambia, lo fundamental de esto es que la principal cara del poder público es el municipio”, indicó Moreno.

En tanto, Felipe Rischmond plantea que el ciudadano puede ejercer ese poder, en el elegir o participar para determinar quién los represente en su municipio. “El poder ha sido un tema en los últimos años, yo creo que la concentración del poder político y la desigualdad del ejercicio del poder es lo que ha dejado una mirada negativa sobre el concepto”. Además se plantea que el poder también está dentro de la familia y en lo comunitario.

Sobre el tema familiar en el estudio aparece muy claro que los dirigentes sociales ven el ejercicio del poder como autoridad dentro de la familia. Según Leonardo Moreno, es muy complejo este tema con los hijos porque ellos tienen una mirada distinta, los derechos son fundamentales, lo que abre a una pregunta: ¿De qué manera se puede reinventar un ejercicio legítimo de contención y de autoridad?, hoy en sociedad significa lo mismo. Las relaciones de poder en la familia han cambiado, pero en las sociedades se han deslegitimado.

En este contexto, Rischmond asegura que faltan políticas públicas y culturales que hagan cambios a largo plazo y así poder reinventar el ejercicio del poder, pasando de los ecosistemas que tenemos en la sociedad para lograr tener un verdadero líder que nos lleve por el camino del cambio. “La familia ha cambiado, las mujeres se han dedicado a su profesionalismo y han dejado a sus hijos solos y por sentir culpa no les llaman la atención. Y se les culpa del comportamiento de esos hijos. Además la sociedad no examina la carga laboral que tiene esa mujer, que llega a la casa y cumple su otro rol el de jefa de hogar. Lo único que importa es que eduque bien”.

SE DESTAPÓ LA OLLA
El poder y cómo ejercerlo es un problema que en la sociedad chilena todavía está en discusión, la percepción de los ciudadanos lo vemos reflejado en el estudio que realizó “Alianza Comunicación y Pobreza”, el que refleja que no hay entidades que nos enseñen a cómo ejercer este poder.

El cuarto poder son los Medios de Comunicación, pero éstos no han sido capaces de ser un aporte para enseñarnos a cómo ejercer ese poder. Para Moreno, esto arroja una vez más una visión ciudadana positiva y negativa. A través de los medios se dio el destape de la olla en los temas de corrupción, sin la prensa no se hubiesen sabido quiénes y cómo se generaron estas acciones. Lo negativo sería la concentración de los medios, estos pueden manejar dicha información. “La gente señala que la juventud ve menos TV, lo chicos están con el celular, el computador y la potencia que le entrega a esa ciudadanía, la verdad es que hay muchos que se informan por redes sociales. Las convocatorias se hacen por redes. Creo que es interesante cómo se redistribuye el poder en las redes (sociales) y cómo se pierde un poco el poder de los medios”.

Felipe Rischmond ve a los medios de comunicación con el poder de siempre, “yo lo veo todo lo contrario, como una característica absolutista, los medios construyen una realidad claramente, una realidad sin dejar de considerar que “El Medio es el Mensaje”, o sea, que los medios te entregan lo que ellos quieren entregarte y la gente se ha dado cuenta de ello, esto ha generado que las fuentes sean el ciudadano real, el dirigente». 

Para Leonardo Moreno las redes sociales hoy día entregan más poder e información a la ciudadanía que los clásicos medios de comunicación, en tanto para Rischmond las redes sociales son un arma de doble filo por la veracidad de la información. Moreno, en tanto plantea : “Poniéndome más liberal, que la gente cuente con más información a través de las redes sociales lo encuentro un valor.”

Un ejemplo de participación y de información que deben tener los ciudadanos se ve reflejado en las próximas elecciones municipales, los principales actores de estas elecciones son las personas, para Rischmond, entre más local es la elección menos es la participación, se preocupan más de elecciones generales siendo que éste es de mayor importancia. Moreno, hace mención que el municipio es la cara del poder público: “Todavía se mira al municipio (como) el lugar dónde se toman decisiones y donde los dirigentes no tienen mucho poder de decisiones. A nivel municipal, es la puerta de entrada de la ciudadanía, no da lo mismo quien está allí, es por las visiones y cómo bajar las políticas, cómo ejercen el poder. La democracia representativa cambia”.

En tanto el Cientista Político plantea: “creo que hay una concepción de cómo se concibe la ciudadanía, los derechos sociales, cómo hay derechos y hay obligaciones con la comunidad , en ese sentido concierne en lo que repercute en la vida de los ciudadanos, yo los invito a votar, la lista de los concejales es variada”.

Ambos invitados concuerdan en el poco conocimiento que se tiene de los candidatos, tal vez sea por el cambio de la Ley de campañas políticas, pero esto también ha permitido que se hayan abriendo a partidos nuevos. “Esta es una elección importantísima para todos, dirigentes sociales y vecinos, porque repercute en nuestro diario vivir, en las decisiones del poder local, en el desarrollo urbano del entorno”, afirmó Rischmond.

El estudio concluye que el diálogo es fundamental para poder llegar a acuerdos, pero hay otros sectores que legitiman la protesta como elemento de presión y ven la violencia como una forma de negociación, esto pasa cuando no se abren vías de debate. Finalmente, para Felipe Rischmond lo más probable que tras el resultado de estas elecciones muchos pidan reponer el voto obligatorio, pero afirma que lo más importante y fundamental es la formación cívica en los estudiantes.

Vuelve a escuchar la entrevista: viernes 21 octubre.