A partir de noviembre las trabajadoras de casa particular ‘puertas adentro’, tendrán derecho a descansar sábado, domingo y festivos. En el caso de las trabajadoras puertas afuera su jornada laboral será de 45 horas semanales (9.00 a 18:00 horas) con 15 horas extras a la semana acordadas con su empleador y que deberán ser pagadas al 50% de su sueldo imponible. Estos antecedentes nos entregó Ruth Olate, Presidenta del Sindicato Nacional de Trabajadoras de Casa Particular – SINTRACAP, quien conversó con Citoyens 102.5 FM, sobre cómo han logrado reivindicar sus derechos como trabajadoras.

“El proyecto de Ley 20.786 ha entregado dignidad a la labor de las trabajadoras de casas particulares, es una tarea muy importante, hemos criado a muchos niños, es un trabajo grato e ingrato y algunas veces no es agradecido”, según explicó Olate.

350 mil trabajadoras son reconocidas por la Dirección del Trabajo a nivel nacional, pero solo 122 mil contratos han sido registrados en la inspección laboral a la fecha. Esto significa que falta mayor fiscalización por parte de la entidad gubernamental, pero se debe tomar en cuenta que hay un déficit de funcionarios públicos en esta área. “Las mejores fiscalizadoras somos nosotras mismas”, indicó la dirigente del máximo organismo gremial.

Más de 68 años llevan organizadas las asesoras del hogar y han trabajado intensamente por el respeto a los derechos de muchas mujeres y algunos hombres que ejercen esta labor, que resulta esencial para las familias del país. Esta Ley es una iniciativa que salió desde las filas del sindicato de trabajadoras, son ellas quienes pusieron el tema en el debate público, su regulación laboral y el respeto a un trabajo como cualquier otro, “solo pedimos lo justo, el ser respetadas como cualquier otro trabajador, esto lo hemos venido desarrollando alrededor de 4 años y gracias a éste gobierno hemos podido visibilizar la labor de las asesoras del hogar”, señaló la presidenta de Sintracap.

La Ley 20. 786, nace por la necesidad de hacer cumplir aquello que estaba estipulado en el Código Laboral. Firmar un contrato no era obligación y por eso muchos empleadores no lo hacían, luego despedían a la empleada y no pagaban lo estipulado. Por ello es que Sintracap, logra después de muchos años que se cumplan los contratos, ahora deben ser escriturados a los 15 días de haber ingresado a trabajar y máximo una semana para hacerlos llegar a la respectiva oficina ministerial.

A partir de los próximos días la fiscalización será realizada a la puerta y los empleadores estarán obligados a mostrar la documentación, como por ejemplo: un contrato escrito , tener imposiciones AFP, seguro laboral e indemnización. “Es muy importante tener contrato, específicamente por el seguro de accidentes de trayecto, ya que si nos pasa algo, nadie se hace cargo” indicó Ruth Olate.

El sueldo promedio de una trabajadora de casa particular – según la Dirección del Trabajo- es de 270 mil pesos incluyendo las imposiciones, el sueldo base es el mínimo por el cual una trabajadora debe negociar. El problema según la dirigenta se presenta mayormente en regiones ya que hay mucho abuso en esos lugares, han recibido denuncias que pagan menos del mínimo. “Es por ello que hago un llamado a las trabajadoras que sean ellas quienes denuncien estas irregularidades”.

A ser consultada si la Ley también protege a las trabajadoras extranjeras, Edith nos señala que también las incluye y que son alrededor de 20 socias. Además hay un sindicatos de emigrantes pero que ella no está muy de acuerdo, porque cree que la unión hace la fuerza.

La Presidenta de las trabajadoras hace mención del “Convenio 189”, un tratado internacional donde deja en claro cómo debe ser el lugar de habitación de las trabajadoras que están puertas adentro. “El lugar físico debe tener su dormitorio, una habitación confortable con su propio baño”. En Chile muchas veces se acomodan habitaciones de bodegas, donde se instala una cama y un velador para que duerma la trabajadora, pero gracias a este convenio se deben cumplir estas condiciones mínimas si desean tener una trabajadora puertas adentro.

En tanto la Ley deja en claro los horarios de descanso para las que están puertas adentro son 12 horas de trabajo y 12 horas de descanso, “logramos tener de lunes a viernes y acordar con la empleadora el fin de semana de descanso”, explicó Edith Olate.

Para las trabajadoras puertas afuera, hay que dejar en claro que si ellas trabajan en varias casas en cada una deberán hacer contrato y pagarle sus imposiciones. En relación al uso del delantal como herramienta de trabajo, el Diputado Tucapel Jiménez hizo una moción muy importante, “el uso del delantal no debe ser obligatorio al salir de la casa”.

Edith Olate, asegura que queda mucho por avanzar, la Ley es un gran avance, “estábamos seguras que esto era una voluntad política y se logró”. Además hacen un llamado a quienes no están sindicalizadas, a que lo hagan y se contacten con ellas en su sede ubicada en la calle San Vicente 473 Metro Estación Central o en www.sintracap.cl.

Vuelve  escuchar la entrevista: viernes 23 de octubre.