Raúl Coloma: el arquero histórico de Ferrobádminton que añora el oficio de los tres palos


Este ‘guardapalos’ ostenta el récord de ser el más longevo jugador de la historia del fútbol chileno. También, fue el arquero que más tiempo ha jugado en la liga chilena – se retiró a los 45 años – y participó en el primer partido en el que Chile le ganó a Argentina. ‘Conexión Patrimonial’ de Radio U. de Chile, conversó con Raúl Coloma, ex-arquero histórico de Ferrobádminton, en este oficio deportivo que ya cumple 155 años.

Se formó en Unión Española entre 1943 a 1949, hizo su carrera en Ferrobádminton (fusión de Ferroviarios y Badminton), desde 1950 a 1964. Defendió a ‘Municipal’ entre 1965 y 1967, y retornó a Ferroviarios (ex Ferrobádminton), entre 1971 y 1975. Fue seleccionado nacional desde 1955 a 1960. Con el paso del tiempo se transformaría en un emblema de Ferro.

El fútbol llegó a su vida a muy temprana edad como a la mayoría de los niños ‘proletarios’, y ya en 1941 – a los 11 años de edad – fue espectador de un evento sudamericano realizado en Chile, y viendo las destrezas de Sergio Livingstone decidió ser ‘guardamallas’ de primer nivel. “Era de los niños que me iba al colegio en la mañana con una pelota de tenis tirándola a la muralla y saltando” – dijo Coloma.

Grandes arqueros como Hernán Fernández y Sergio Livingstone, “los mejores de toda la historia” según nuestro entrevistado, no lo dejaban salir de la banca. Su primera oportunidad llegó en 1949 por Unión Española, en Concepción, en reemplazo de Fernández que había sido pedido a préstamo por Colo Colo, en un empate a 4 goles, recordó el ex guardametas.

Su aterrizaje forzoso en Ferrobádminton llegó luego de ese partido amistoso, y dada su permanecía en la banca de Unión Española fue a probarse como sexto portero al nuevo club ferroviario, y en dicha institución deportiva se mantuvo por 12 temporadas como primer arquero.

Junto con jugar en el primer equipo ferrocarrilero, y dado que tenía sus humanidades completa, Raúl Coloma fue contratado como administrativo en el Departamento de Personal de FFCC del Estado, lo que le permitió una mayor estabilidad laboral y como complemento a las primas de contrato y bonos obtenidos por partido ganado.

Coloma a sus 90 años posee una memoria privilegiada, miles de historias deambulan todavía por su memoria emotiva, en ellas hay relatos de viajes en tren al norte grande, aguerridos partidos en canchas de tierra, la entrada de locomotoras al estadio de San Eugenio, fechas de cotejos internacionales, nombres de formaciones de los equipos, y un sinfín de detalles minuciosos que refresca y cobran vida propia en la voz de esta estrella deportiva.

Ser ‘dueño del pórtico’ es uno de los roles más complejos en el tablero de jugadores dentro del campo deportivo. Para Raúl Coloma, “tiene que estar tranquilo siempre, preocupado, y esta viendo todo el partido”. Además, de una reacción a tiempo ante una amenaza del contrincante, agilidad y altura para llegar lo más cerca de los travesaños, un achique que le permita obstaculizar la entrada del oponente a su área chica. En este escenario reconoce los talentos de su colega Misael Escuti (mundial de 1962).

Hoy día, este ex-guardián de los tres palos recuerda con nostalgia su oficio deportivo desde sus primeros equipos amateur hasta la llegada a la selección nacional, pero reserva su cariño y nostalgia hacia el club de sus amores: Ferrobádminton. Sin embargo, es muy crítico de los actuales jugadores que solo piensan en el dinero y la fama, recalcó Coloma.

Para este coach de arqueros no sólo importa la preparación física, sino que también su preparación técnico-táctica y emocional. En la actualidad, aunque el portero forma parte del juego colectivo, no tiene las mismas competencias específica que un delantero, señaló.

Volver a escuchar la entrevista: viernes 26 de octubre.

Comments are closed.