Este camposanto es un retrato de la historia de Chile, allí reposan desde personajes históricos en mausoleos de gran dimensión, ornamentados con esculturas de artistas destacados y también la casi totalidad de los mandatarios de nuestro país, hasta los ciudadanos comunes y corrientes. Para ello, conversamos con el director del Cementerio General, Rashid Saud, para conocer este polígono urbano de 86 hectáreas ubicado en la Avenida La Paz, comuna de Recoleta, y que ya tiene 197 años de vida, todo esto en el marco del “Día del Patrimonio Nacional”.

“Un recorrido por el Cementerio General, por sus calles, equivale a una clase de historia en verdad, es posible, caminando es posible leerla la historia de Chile en sus pasajes”, explica Saud. Es un espacio urbano que alberga a los casi 3 millones de sepultaciones y que fue una alternativa social para aquellos ciudadanos que no eran creyentes, ya que antes de la creación de este camposanto éstos eran enterrados en las calles principales de la ciudad o simplemente los cuerpos eran lanzados a los barrancos del Cerro Blanco y San Cristóbal.

El diseño arquitectónico de esta necrópolis tiene una rica variedad de creaciones espaciales donde confluyen estilos muy diversos y donde se entremezclan las diversas clases sociales. En este lugar se replican aquellas edificaciones que provienen de las metrópolis y que albergan desde presidentes de la República, artistas nacionales hasta los memoriales que recuerdan las víctimas de la dictadura militar chilena en el Patio 29, relata el funcionario de la Municipalidad de Recoleta.

Desde el año 2010, el Cementerio General es declarado Monumento Nacional, un lugar de valor e interés ciudadano donde se entrecruza lo público con lo privado, “el cementerio es una necrópolis y las cosas que ocurren en el cementerio son exactamente las mismas que ocurren en la metrópolis, respecto a lo público y lo privado, es una ciudad en la que hay calles públicas (…) pero los mausoleos, las sepulturas son privados”, agrega Rashid Saud.

Una de las realidades más recurrentes en este polígono, dado el carácter de albergue para viejas construcciones mortuorias, es que frente a derrumbes o terremotos que pudieran afectar a los mausoleos o pabellones, las demoliciones y retiro de escombros son prohibitivas a la entidad municipal, ya que existe una normativa que no permite invertir fondos públicos en iniciativas privadas, aunque la ley pudiera habilitarlos en aquellos sucesos de catástrofe que afecten la salubridad pública, aclara el director del Cementerio General.

Además del “Día del Patrimonio Nacional”, el Cementerio General recibe durante el año a miles de personas que lo visitan – de hecho está entre los 3 lugares más visitados de la ciudad – y el resto del periodo se trabaja en diversas iniciativas culturales que realizan recorridos – muchas veces – guiados por personajes históricos con su vestimenta característica de la época y que relatan sucesos claves de la historia de Chile, dijo Rashid Saud.

Vuelve a escuchar la entrevista: viernes 27 de mayo.