Sociólogo, Doctor en Filosofía de la Universidad de Londres y Doctor Honoris Causa de la Universidad Siglo 21, Argentina, autor de la “Ontología del Lenguaje», Rafael Echeverría conversó con Citoyens 102.5 FM sobre formas de aprendizaje, lenguajes, conocimiento y ser humano.

Una de sus teorías o tríada más importante que plantea, es la fusión que realiza entre la oratoria, el lenguaje y la acción bajo el concepto de OSAR, el cual es una pieza fundamental de la ontología del lenguaje, es un esfuerzo de la interpretación del fenómeno humano, coloca algunos elementos en el centro, los resultados deben ser una pauta ética para definir cómo nos comportamos, mirar las acciones que la generan y la acción en relación a las condiciones de existencia. “Como existimos y vivir bajo los resultados”; según Echeverría.

La importancia de la acción esta explicada en dos áreas: el observador y el sistema; el primero, es lo que hacemos sentido en lo que está pasando. En tanto el sistema, es el contexto social en el que nos desenvolvemos. Ambos son parte del modelo OSAR y es la forma de entender los elementos de la acción humana.

A partir de ese modelo surge un papel importante del aprendizaje transaccional, el cual es un intento de dejar atrás un ser inmutable, Echeverría dice que: “el ser que somos, se está construyendo cada día. La realidad es desde el individuo, la realidad es un concepto misterioso, no sabemos cómo son las cosas, sabemos sólo cómo las interpretamos, pero nunca llegamos a tocar la realidad tal cual es”.

Para el autor de Ontología del lenguaje, la transformación es tan importante, porque además suma el tema de la calle, la calle es fundamental para que se transforme el ser humano. Los clásicos en su tiempo dejaron a la filosofía en una especie de elite, la alejaron del ser común, ahora es fundamental llevarla a la calle, a la vida misma, como dice Echeverría , “llevarla e incorporarla al carnaval”.

Sobre el tema de la moral de la conveniencia, el sociólogo plateó que surge a partir de un desarraigo en que se encuentra el ser humano, el reconocimiento de una profunda crisis de sentido en la humanidad. “El ser humano para poder mantenerse vivo, tiene que hacer un juicio, mi vida hace sentido”.

Además, Rafael Echeverría nos explicó lo importante del concepto de la escucha, porque es un tema que genera conflicto. “La escucha es importante, captar biológicamente un sonido y lo traducimos en palabras o en frases para darle un sentido, eso es fundamental, entender al otro. La escucha humana es muy significativo, nunca escuchamos lo que el otro quiere decirnos, porque oímos desde una vereda distinta, desde la experiencia, siempre hay una brecha entre lo que el otro quiere y el sentido que yo le doy a lo que me dice”.

Para entender lo que plantea el autor, se puede explicar con la escucha efectiva, la cual se acerca a dos acciones y descansa en ellas, tales como; comprender al otro distinto, al que piensa muy distinto a mí. La segunda, sería el respeto, “la escucha se corona cuando yo permito que la palabra del otro me transforme, el hablar tiene poder de transformación, ver lo que antes no veía”.

En relación al aprendizaje y el conocimiento, Echeverría habla de la plasticidad neuronal de los seres humanos y para desarrollarlo lo plasma en la pedagogía conversacional: el profesor debe saber escuchar a su alumno e interpretarlo para poder educarlo y entregarle el conocimiento, pero éste también deberá escuchar a su profesor para poder hacer la transformación. Además Echeverría deja en claro que estas competencias conversacionales, también pueden ser dirigidas a todos los profesionales de diferentes áreas y especialmente quienes se relacionen con otras personas.

Vuelve a escuchar la entrevista: viernes 1 de mayo.