“Payador es Hugo González, poeta que improvisa día a día, este amigo porta gran sabiduría y una guitarra cristalina, ronca fuerte con el canto junto a quien le pongan como rival, se llena su voz y pulso de palabras sin igual porque la paya es cosa de guapos así que a improvisar”,
fue la forma de presentar a nuestro invitado en Citoyens 102.5 FM.

Y de allí brotó de inmediato una paya con guitarra para autopresentarse y saludar a los ciudadanos del dial “feliz vengo a este lugar, aquí a la Plaza de Abastos, como quien trae un canasto de frutos que regalar, aquí vengo a platicar para entrar en sintonía, citoyens es la armonía que en el diálogo se empalma siendo reflejo del alma de nuestra ciudadanía”. El guitarronero nacido y criado en San Carlos en la provincia de Ñuble, la tierra de los Parra, de Víctor Jara, de Pedro Yáñez y de los padres de Rolando Alarcón, también se siente orgulloso de su tierra ancestral, “Trato humildemente de aportar a esa tradición”, dice Hugo.

Desde pequeño escuchó a su bisabuela, Doña Herminia Fuentes y los relatos que ella le enseñó a la joven Violeta (Parra) mientras recopilaba material para sus investigaciones, “el canto siempre ha estado, siempre ha habido una guitarra en la casa”. Y sigue recordando esos versos que aprendió de niño y que lo forjaron en lo que es hoy, un poeta hecho desde la arcilla y las melodías, aunque convive con la ingeniería en el día a día.

Frente a la “capacidad humana de crear”, Neruda ha sido fundamental en la vida artística de este vate popular y desde allí se puso a hacer décimas, que son diez versos que cuadran armónicamente y cuyos temas están en todas las relaciones cotidianas y heredado de antiguos trovadores árabes y españoles. Desde la coyuntura esgrime creaciones sobre el paro del Registro Civil, las luchas de poderes, los derechos sociales, las historias de hombres y mujeres, es decir, de lo divino y lo pagano de nuestra sociedad.

Sobre el tema del delito de las empresas que fabrican papel higiénico, este trovador urbano empieza a improvisar versos: “hay algo que huele mal, corregirlo es importante, que la clase dominante se acapara el capital, un papel fundamental tiene el pueblo y su valor, hay que cambiar el color del abuso nauseabundo, porque llega muy profundo la colusión del confort”, y así termina en carcajadas y guitarreos.

Acerca de los superhéroes del folclore y el recambio generacional, Hugo González, abriga la noble esperanza en estos jóvenes “que sigan dando frutos frescos”, incluso los nuevos payadores se están ganando el respeto de la academia, “esta es una sabiduría de siglos”, aunque se muestra en la televisión una imagen de “campesinitos ignorantes (…) para tratar de negar algo que nos pertenece a todos y que nos permite compartir la palabra”, hace el hincapié el poeta sancarlino.

Autor de la antología en décimas “Cántaros”, que será presentado en la sala Master de radio UChile, en noviembre próximo junto a Pedro Yáñez y otros artistas invitados. La obra recorre muy diversos temas cotidianos, de crítica social, donde el amor también tiene un espacio que inspiran al poeta González.

Una verdadera clase de gramática popular tuvimos con la presencia y el arte de este joven payador, para aprender acerca de coplas en cuartetas, décimas y versos octosílabos, que si bien son casi de inspiración y talento, también se construyen con dedicación y esmero, aclara González. Más adelante nos cuenta que hay muchos profesionales dedicados a este centenario arte de la palabra juglaresca, es el caso de ingenieros, médicos, profesores y estudiantes universitarios de diversas disciplinas del arte, la ciencia y la educación.

Sobre las nuevas elecciones de la FEUC (Estudiantes de la Universidad Católica), le pusimos un pie forzado – donde el cantor está obligado a rimar con esa palabra de cierre – “Hubo elección en la UCé y ganó una bella lista, derrotando al gremialista que compungido se ve, así va a crecer la fe y así habrá que echar un “look” lo supe por el “feisbuc” y el mundo lo recuerda, que ahora ganó la izquierda la elección en la feuc”.

Un contacto telefónico con el licenciado en Lenguas Clásicas y PhD. en Literatura, Humberto Olea, amigo del trovador, fue una grata sorpresa para nuestro invitado, dijo el académico sobre la obra y González: “El trabajo de Hugo es bien particular, y tiene una personalidad bien importante dentro de los payadores, porque Hugo investiga mucho, busca, no se limita a hacer cuartetas, seguidillas o décimas, sino que busca otros temas, estudia a otros poetas”, dice Olea, quien basó su tesis de doctorado en la tradición del canto popular.

Al finalizar la conversación, González tiró una payas improvisadas acerca del partido de fútbol con Colombia y el tema marítimo para Bolivia: “Que venga una hora tibia de un compartir más notorio, que se hermane el territorio y haya mar para Bolivia, que gocen Reineta y Jibia así siempre lo querré, pero ahora les diré que mi equipo soberano le ganará al colombiano, mejor vino que café”, afinó el vate popular con sones de guitarra y voz cristalina.

Vuelve a escuchar la entrevista: viernes 6 de noviembre.