Escaramuzas políticas de poca monta, ambiciones del populismo y la vanidad legislativa, y una inevitable fragmentación institucional se apoderan de un escenario político incierto para el 2017, donde emerge tímidamente el poder ciudadano como consecuencia de una flaqueza gubernamental de errores no forzados. A partir de este cruda fotografía social, Citoyens 102.5 FM, en el marco de sus 100 programas al aire, revisó junto al psicólogo social Pablo De Tezanos, investigador del Centro de Estudios de Conflicto y Cohesión Social, COES, la relación entre corrupción política, decepción ciudadana y poder constituyente de organizaciones emergentes.

Desde los acontecimientos acaecidos en agosto de 2011, donde los estudiantes y ciudadanos salieron por millones a las calles, hasta las marchas recientes por No+ AFPs, pareciera que no han existido mayores hitos ciudadanos potentes en este escenario del populus chilensis, “lo que hace el gran punto de desconexión (popular) es la poca confianza en el sistema”, dijo el cientista social. En este mismo sentido, la encuesta de focos ciudadanos y participación social activa, realizada por le COES, arrojó resultados paupérrimos en el protagonismo democrático, donde participan “solamente un 15% de las personas activas en algún tipo de esas actividades”.

“El descontento con el sistema político es generalizado”, explica De Tezanos, y en dicha consulta aparecen respuestas muy radicalizadas en temas como el soborno, la corrupción, cambios sustantivos hacia el sistema político actual y la percepción sobre beneficios poco éticos en políticos o ciertos grupos de poder. Pero, la muestra evidencia contradicciones, como aquellos grupos denominados “desilusionados rebeldes” que son todavía optimistas sobre las posibles mejorías al sistema, mayor confianza en las instituciones e interés en la representación política. “Un 73% de los chilenos cuando van a votar, ninguna de las opciones los representa (…) entonces, lo que se viene ahora son unas elecciones en un escenario que tiene que de alguna forma responder a eso, creo ciertamente, que con el aumento de candidatos independientes en el caso de las presidenciales, con la presencia de Guillier, uno ve que algo está apareciendo”, acotó el investigador del COES.

A pesar de que las Reformas a la educación, tributaria y a la Constitución política, fueron anheladas por gran parte de la ciudadanía, éstas se fueron mimetizando y desvaneciendo con los escándalos de corrupción que siguieron paso a paso a gran parte de los partidos, personalidades políticas y empresariales. Por ello, la conducta de voto está claramente en retirada y en las encuestas aparece un importante rechazo a la conducción del ejecutivo y su equipo ministerial, lo que no exime las críticas al trabajo de legisladores y representantes del poder judicial. “Está este escenario triste, hay un muy alto descontento y al mismo tiempo, muy baja participación”, dijo Pablo De Tezanos.

Lo que está por venir, para este escenario 2017, es preguntarse cuán protagonista serán las y los ciudadanos en las calles y si efectivamente sus demandas llegarán a buen puerto. Las urnas vacías o completas en noviembre serán una clara radiografía, si es que gran parte de los mayores de 18 años decide a ir a votar, y donde puede que haya más de una sorpresa en las candidaturas. Nada está escrito de forma categórica, porque la abstención o apatía electoral puede gatillar a los mismos personajes que hoy son detestados en las diversas encuestas.

Vuelve a escuchar la entrevista: viernes 20 enero.