(Nuñez, Améstica y Valdivia): Dirigentes sociales se las juegan por cambiarle la cara a Renca


Renca es una comuna ubicada en el sector norponiente de Santiago. Fue fundada en 1894 y antiguamente se llamó Villa de Renca. El eslogan “Renca la lleva”, de la anterior administración municipal, dejó a las organizaciones sociales en un letargo ciudadano a cambio de espectáculos y asistencialismo pronunciado. Por ello, Citoyens 102.5 FM, conversó con los dirigentes de “Alternativa Renca”, Yasmín Núñez, César Améstica y Luis Valdivia, sobre el nuevo trabajo territorial con las organizaciones comunitarias y funcionales.

Según la historia comunal, las primeras chacras de veraneo atrajeron a españoles y criollos por el paisaje y la riqueza de sus tierras, las que poseían un abundante regadío gracias a los canales construidos por los indígenas, así se formaron las primeras villas, las que aumentaron producto de la construcción del Puente Cal y Canto, en 1779, que conectó el área norte con Santiago.

La dictadura chilena produjo una crisis de relaciones sociales y confianza entre los ciudadanos. Por ello nace “Alternativa Renca”, donde un grupo de personas al percibir este ambiente desestructurado en las bases comunitarias, desde distintos grupos organizados convergen finalmente en la necesidad de renovar la esperanza de trabajar juntos por una mejor comuna. “Ahora yo veo a Renca como una comuna que está renaciendo socialmente, del punto de vista de los pobladores hay un cambio enorme, toda la gente quiere participar, despertó y recordó que está dentro de una sociedad”, dijo la secretaria territorial de la agrupación.

“Hubo una destrucción del tejido social”, señaló Yasmín. Lo anterior fue un deterioro paulatino que fue más allá de la administración de la ex edil Vicky Barahona. “Ellos tenían un círculo. Formaron en estos 16 años que estuvieron gobernando la comuna, formaron un círculo donde los verdaderos dirigentes quedaron afuera y dirigentes designados por ellos empezaron a formar este círculo (…) la gente se alejó de la política en general, se alejó de participar y en Renca se notó bastante”, agregó Luis Valdivia.

El “Radar de Renca”, medio de comunicación local inspirado en una vieja instalación del Ejército, ubicado en medio de la emblemática población Cerro Colorado, surge como una alternativa de informaciones comunales donde los vecinos tenían la posibilidad de recibir noticias ‘alternativas’ a aquellas emanadas oficialmente del municipio. “Empezó como un simple blog, se convirtió en un espacio donde llegaban los propios funcionarios municipales a levantar los problemas que habían adentro”, acotó Valdivia, encargado del medio ciudadano.

Ciertos vicios sociales que se idearon en la anterior gestión municipal, donde el voto era casi un intercambio con mercaderías y shows pirotécnicos, hoy se han transformado en un desafío de conciencia social con énfasis en el trabajo con las diversas organizaciones vecinales, “estamos viviendo casi una primavera en Renca”, dijo Valdivia, lo que ha dejado al descubierto una serie de “amarres” no solo en la elección de una dirigencia “a dedo”, sino que también en los comodatos con sedes y multicanchas comunitarias.

César Améstica, presidente de la organización, cree que las últimas elecciones municipales son un fiel reflejo del deterioro ciudadano y corporativo de lo que sucedió en la comuna, y que se aprecia – comparativamente – en los 33.000 votos obtenidos hace una década atrás por los adherentes de la coalición de derecha, al último cómputo de 8.000 preferencias hacia el candidato Luis Japaz (Chile Vamos). Al margen del “cuoteo” político, de manera vinculante, “nosotros necesitábamos democratizar esto pero de una manera organizacional, o sea, democratizar y hacer sentido común en las juntas de vecinos (…) pero posteriormente, capacitar a los dirigentes para que tengan un grado de conocimiento”, dijo.

Una comuna no se sostiene no progresa por si misma, requiere de relaciones entre los ciudadanos y el gobierno comunal y por cierto, con el Estado. El diagnóstico de la comuna no es distinta a otras localidades del país, sin embargo, la vinculación es clave según Yasmín Núñez, “lo primordial es que tenga una vinculación, es diferente que un municipio venga y diga ‘yo les voy a solucionar su problema, usted quédese tranquilo’, a decir venga y diseñemos un programa para que nosotros podamos solucionar en conjunto su problema”.

La tarea es ardua y está llena de vacíos ciudadanos, por ello el proceso a mediano y largo plazo consiste, para “Alternativa Renca”, en una primera etapa, en un acompañamiento a la democratización de las juntas de vecinos, capacitación jurídico-legal, manejo de crisis en comunidad y postulación de proyectos estatales.

Vuelve a escuchar la entrevista: viernes 31 marzo.

Deja un comentario