En un 4,5 puntos porcentuales ha crecido la tasa de sindicalización en Chile, según datos entregados por la Dirección del Trabajo. Citoyens 102.5 FM conversó con la Presidenta del Sindicato Banco Scotiabank, Gloria Soto; Roberto Traslaviña, director de la Federación de Sindicatos Unilever, FENASIUN y del Sindicato N°3 de empresas Unilever Chile, y Luis Chávez, del Sindicato de Trabajadores LAN Express, (Latam), sobre el escenario del sindicalismo actual en Chile y el nuevo referente: Coordinadora de Sindicatos de Empresas Privadas (CSP).

Durante los últimos años y debido a una globalización que llegó para quedarse, la forma de desarrollar el sindicalismo en Chile cambió. Aunque Gloria Soto señaló que el rol del dirigente no ha modificado mucho su quehacer: “no es diferente a lo que antiguamente fue el sindicalismo a hoy día, siempre es lo mismo, este rol se cumple por vocación”. En este mismo sentido, para Traslaviña el cambio existe: “estamos en tiempos difíciles, en tiempos donde la globalización de alguna forma nos está arrastrando a un nuevo modelo de hacer sindicalismo”.

Al mismo tiempo, Luis Chávez concluyó que: “el sindicalismo reúne ciertas características sociales necesarias, el movimiento social se representa desde el sindicalismo. El sindicalismo es un eje que hace cumplir un avance social importante en la historia de Chile, en el Chile actual y en el Chile futuro”.

Desde su creación, el sindicalismo ha tenido mucha influencia en la participación ciudadana y política para defender los derechos de los trabajadores. Está arraigado en las páginas de la historia sindical aquellas luchas que dieron hombres y mujeres por reivindicaciones salariales, de seguridad social y de dignidad humana.

En la actualidad, se han generado nuevas ideas sobre la forma de hacer sindicalismo, distanciandose del partidismo político, y el aumento aumento de mujeres dirigentes, lo que ha llevado a nuevas camadas de líderes a representar de manera más directa y pragmática los derechos laborales de sus asociados, explicó Traslaviña.

Estos líderes han sumado un grupo importante de sindicatos a este nuevo referente denominado: ‘Coordinadora de Sindicatos de la Empresa Privada’, como alternativa renovada a la Central Unitaria de Trabajadores, CUT. Para Luis Chávez, esto nace desde las bases de trabajadores, y un ejemplo de ello es Latam, consignado como uno de los epicentros de las irregularidades laborales.

Más adelante, agregó que la idea es una propuesta donde exista una autonomía ética sobre la defensa de los trabajadores: “creemos que es necesario construir y regularizar sus derechos, un ejercicio real, un referente real. Unificándose se pueden lograr mejores avances”, señaló Chávez.

La idea de esta entidad sindical es coordinar una relación horizontal, una mesa de conducción para ampliar las vocerías . Según sus convocantes “el sindicalismo necesita una independencia para que cumpla el rol de eje representativo hacia las necesidades de los trabajadores”, acotó el representante sindical de Latam.

Hasta ahora se han incorporado cerca de 15 mil asociados de las organizaciones del sector financiero, aeropuerto, retail y la Confederación Bolivariana del Transantiago, entre otros.

Para los convocantes, este movimiento nace por el disconformismo y malas prácticas en la CUT, una central unitaria que suponía reivindicar el rol sindical, expresó Traslaviña. Por ello, para el dirigente de la Federación Unilever, “es a través de una mesa de conducción, más que una estructura con presidente, vicepresidente, es ampliar las vocerías”, para abolir esas malas prácticas, dijo.

Hoy esperan que se sumen más trabajadores a este nuevo proyecto sindical y que la base del éxito se pulse en la lucha por los derechos de los trabajadores mediante la unificación y no sean meros “sindicatos interempresas o sindicatos base, que son sindicatos amarillos y que afectan estrictamente el sindicalismo real”, expuso Chávez.

Volver a escuchar la entrevista: viernes 21 de septiembre.