La Federación de Trabajadores de Call Center, FETRACALL Chile, fue formada un 14 de mayo de 2008 en Santiago, con el objeto de agrupar y defender los derechos de los sindicatos afiliados a esta federación. Estas organizaciones corresponden en su mayoría a trabajadores que integran los distintos ‘call center’ del país. Hace varios meses que se vienen denunciando una seguidilla de abusos laborales en empresas de diversos rubros, como es el caso puntual de FRUNA y H&M, las cuales han vivido de manera constante el nulo respeto a los derechos de sus trabajadores. Eso motivó a que Citoyens 102.5 FM, conversara con la Presidenta de FETRACALL, Tamara Muñoz , y la dirigente de la misma organización, Isabel Covarrubias,  además, para conocer el avance legislativo en estas materias se contactó telefónicamente a la Diputada Karla Rubilar.

Al ser consultada la Diputada Rubilar sobre el abuso de algunos empresarios hacia sus trabajadores, la parlamentaria fue enfática en señalar que: “hay empresas que no respetan los derechos laborales y son vulnerados, en el caso de los ‘Call Center’ es más dramático aún, se asemeja mucho a la esclavitud, no pagan las cotizaciones, los horarios extendido, se les descuentan por demorarse en el baño, pagan menos del sueldo mínimo, etcétera”.

Este es un ejemplo de empresas que  – a 131 años de la revuelta de trabajadores por conseguir mayor dignidad laboral – vulneran todavía los derechos de los trabajadores, sin embargo no todo está perdido, gracias a dirigentes que han denunciado estas malas prácticas la sociedad chilena se pueden conocer el trato discriminatorio hacia la mayoría de los trabajadores. La FETRACALL representa a 15 organizaciones y más de 150.000 mil trabajadores del rubro.  Su presidenta Tamara Muñoz  y su dirigente Isabel Covarrubias, cuentan acerca del trabajo realizado con la Comisión del Senado para fortalecer indicaciones a un proyecto de Ley que ayude a regularizar y sancionar a las empresas que no cumplan con las normas que están dentro del código laboral establecido.

Este grupo de trabajadores, en conjunto con los Senadores Adriana Muñoz y Felipe Harboe, entre otros parlamentarios, están trabajando para llegar a buen puerto con una ley que los represente y proteja de los abusos patronales. Aunque la máxima dirigente de la entidad es enfática en señalar que: “las empresas son sancionadas y prefieren pagar la multa en vez de cambiar su conducta, es por ello que creo que, es mejor una pena de cárcel a los empresarios que no cumplan con el código laboral”, dijo Muñoz.

Según ambas dirigentes, el gran ausente de este debate y trabajo de mesa con los Senadores ha sido el gobierno, ya que la actual ministra del Trabajo, Alejandra Krauss, no se ha pronunciado al respecto, tampoco lo hizo la ex ministra Evelyn Matthei, cuando se originaron las primeras conversaciones. Tamara Muñoz tiene claro que es un tema conflictivo para el sector empresarial y con matices económico-políticos. Además, es complejo lograr cambios cuando el crecimiento económico y el fantasma del desempleo acecha, pero ellas no pierden las esperanzas.

En la misma línea, la Diputada Karla  Rubilar declaró que: “si las empresas no cumplen con la norma, son reiterativas y siguen vulnerando los derechos laborales, se deberá llegar a cerrar la empresa como castigo”.

Los servicios de telefonía denominados ‘Call Center’ aportan con una masa laboral de cerca de los 150 mil puestos de empleo en todo el país, con empresas – en su mayoría nacionales – pero también trasnacionales. El perfil laboral escogido por estos contratistas es funcional hacia la denominada ‘discriminación positiva’, donde la mayoría son mujeres de mediana edad, jóvenes y personas con algún grado de discapacidad, trabajadores que en otras empresas no les dan fácilmente empleo, aunque es importante considerar que el Estado chileno – además – entrega beneficios económicos a aquellas empresas que otorgan estos puestos de trabajo.

Volver a escuchar la entrevista: viernes 2 junio.