Asamblea Constituyente: 
Es el mecanismo democrático para poder crear una nueva carta fundamental, es una asamblea que es elegida solamente para redactar una Carta Magna, están mandatados y lo único deben hacer es una Constitución. Los participantes tienen un año o dos para redactarlo, el pueblo después la ratifica o no. La asamblea es muy participativa, el pueblo decide quienes son sus representantes y si no les parece su trabajo en estos dos años lo cambian. “El pueblo si tiene autoridad moral para hacer estos cambios”, indicó Manuel Lobos, representante de Asamblea Constituyente.

“Nunca antes los ciudadanos han sido participes de la creación de su carta magna”, según los representantes de AC Matías Montenegro, Manuel Lobos y el periodista Rafael Walker, quienes conversaron con Citoyens 102.5 FM sobre el discurso pronunciado el 21 de mayo por la Presidenta Michelle Bachelet en el Congreso Nacional.

“El pueblo nunca antes ha participado en la creación de sus propia carta magna, pero en el discurso no se profundizó como se llevaría a cabo dicho proceso”, indicó Walker.

La puesta en escena según los invitados estuvo correcta, con vítores en las gradas, “es fácil hablar cuando nadie te discute”, señaló Walker. Tras la pregunta de que si fue o no una estrategia del gobierno, el recordar logros y no hacer anuncios con profundidad, los invitados no lo reconocen como algo estratégico, sino como una oportunidad de decir algo bien, aunque reconocieron que algunas materias fueron dichas en pocas líneas.

“Hay una pasada de enumerar logros, es evidente, el fin del binominal, la unión civil, el voto de los chilenos en el extranjero, ser más claros en la educación gratuita y de calidad, que los hijos del pueblo entren en forma gratuita a la educación”, mencionó Rafael Walker.

Según Matías Montenegro el discurso permitió entrar a una nueva fase de la democracia, la situación del país ha cambiado, se esperaban definiciones claves sobre la Constitución, se generó un silencio en el salón cuando la presidenta habló del proceso, pero faltó una definición clara de cómo va ser esta participación, esperemos que sea por el plebiscito. Hasta hace un par de años esto no se hubiera pensado.

Hay que considerar que en las encuestas nunca había sido tema de la ciudadanía el hacer un cambio a la Constitución, pero en las últimas semanas y meses en todas aparece el cambio en el interés hacia la carta magna como principio fundamental para hacer transformaciones en el país. Fiel reflejo de ello está el último informe del PNUD, donde queda claro que la ciudadanía quiere ser parte de estos cambios.

“Esperamos que el pueblo llegue a tomar el poder de decisión, y los que lo tienen lo suelten para hacer las transformaciones. A la asamblea constituyente van actores sociales, representantes de trabajadores, cuotas de género y no solo políticos. Antes del 2011 esto no era posible conversarlo, estamos dispuestos a que se haga un plebiscito y así definir cuál sería nuestro mecanismo de escribir la Constitución”, según planteó Montenegro.

“El PNUD dice que hay un interés genuino que es importante cambiar la Constitución, aprovechemos esta instancia para hacer las transformaciones, éste discurso queda claro que está abierto a un plano democrático”, indicó Manuel Lobos.

Para que la ciudadanía se haga partícipe, tras estas decepciones de la política actual, hay que hacerles saber que la Constitución es parte fundamental de nuestras vidas. Todas las decisiones que se toman en relación a políticas sociales, nos afectan directamente a nosotros, especialmente si la Carta Magna no es la que deseamos.

“Nos quedamos con muchas ganas, el proceso está abierto, es incidente, la participación es alternativa y que los ciudadanos sean los que hagan los cambios fundamentales de nuestro país”, indicaron Lobos y Montenegro.

Vuelve a escuchar la entrevista: viernes 22 de mayo.