El economista y relator sindical, Manuel Hidalgo, compartió con los auditores de Citoyens 102.5 FM algunas cifras relacionadas con el mundo laboral asalariado chileno, el que está compuesto de trabajadores organizados que son alrededor de 5 millones 800 mil de una fuerza de trabajo cercana a los 8 millones 200 mil, luego están los trabajadores independientes que alcanzan a 2 millones, y los empleadores que representan unos 600 mil, además de las trabajadoras de casa particular, aunque no todas están sindicalizadas.

La historia del movimiento sindical en Chile tiene una etapa de constitución a partir del siglo XIX con la huelga general de Iquique 1890, a partir de la crisis del modelo de acumulación agrominero exportador y del sistema oligárquico que toman fuerza en la crisis de 1930 con cambios políticos y sociales profundos y con Emilio Recabarren a la cabeza.

La primera forma de organización sindical – a partir del siglo XIX – tiene que ver con la creación de las llamadas Sociedades de Socorros Mutuos que desarrollan una actitud básica de la humanidad relacionada con la solidaridad, es decir, no se forman contra el patrón ni contra el Estado. Sus propósitos tienen que ver con los vacíos de la sociedad en materia de salud, pensiones y educación entre otros aspectos sociales.

Luego, según el relato de Hidalgo, nacen las “sociedades de resistencia” con influencias del pensamiento anarquista y las mancomunales obreras para luchar contra el pago salarial que se realizaba mediante “fichas de pago”, lo que produce a corto plazo efectos sociales a través de importantes huelgas y masacres en trabajadores del mundo portuario, de ferrocarriles y de los mineros del salitre.

Uno de los aspectos poco destacados en la historia del movimiento sindical tiene que ver con la intención de los dirigentes sociales históricos en la formación de organizaciones al alero de la fraternidad y la formación ética y política, todavía ilegales, lo que se instrumentaliza culturalmente a través de grupos teatrales, de bailes religiosos, de tango y periódicos bajo el concepto de la ‘regeneración del pueblo’ aparecido en escritos de la época por Sergio Grez, quien reflexiona cómo se reconstituyen los trabajadores desde los derechos éticos sólidos de la dignidad, según nos cuenta Manuel Hidalgo.

Hoy por hoy, dice el economista y relator sindical, los trabajadores se ven en un escenario muy similar a aquellos del siglo XIX, aunque el modelo del capitalismo fundacional ha dado paso a un modelo neoliberal, de un proletariado industrial y urbano a un trabajador en holding, servicios, comercio, transportes y finanzas con cambios tecnológicos sustanciales y del tipo de organización laboral.

En materia de sindicalización, de un total de un millón de trabajadores pertenecientes a las organizaciones en Chile, las cifras se reparten en: sector público que aporta cerca de 400 mil, los asalariados privados aportan unos 600 mil y en el sector minero no superan los 80 mil sindicalizados, aunque sin embargo, estos últimos tiene un efecto nacional de alto impacto económico y social por su productividad estratégica para el país, agrega Manuel Hidalgo.

La crisis e impacto de las declaraciones realizadas de Codelco por despidos en el mundo minero no se ajusta a la realidad de los costos operativos de recursos humanos que tienen los yacimientos, los que no superan el 6 por ciento del total, Manuel Hidalgo compara las cifras entre los años 2006 al 2013 en el llamado “largo superciclo de los altos precios del cobre” con un precio del cobre 3,25 dólares la libra anual, en promedio, con el escenario actual de 2,55 dólares, por lo cual la pretensión de los directivos cupríferos sería “no bajar la producción sino que con los mismos trabajadores producir igual cantidad de mineral”.

En materia de la preparación de los actuales dirigentes sindicales, Manuel Hidalgo y la Consultora Grupo Impulso, ven un escenario donde los trabajadores están disgregados, dado que en un yacimiento minero existe un trabajador de planta por cada 3 subcontratistas, esto significa que bajo un mismo empleador coexisten culturas diferentes.

Desde el año 2004 la Confederación de Trabajadores del Cobre con Cristian Cuevas a la cabeza, inicia un cambio de rumbo en estas materias para los contratistas. En el diagnóstico actual – advierte – se producen estas desconexiones entre las organizaciones históricas y las emergentes que nacen posteriormente, ya que poseen intereses reivindicativos muy diversos.

Vuelve a escuchar la entrevista: viernes 9 de octubre.