Eleonor será la próxima monarca del reino de Badru. Un destino forjado desde el mismo día de su nacimiento en luna llena. La noche de su boda, guerreros del valle oscuro harán lo posible por someter su pueblo, entonces, ella descubrirá que los antiguos relatos no son una mera fantasía y que una fuerza maligna acecha su reinado. Citoyens 102.5 FM, conversó con la autora de “Heredera de Luna llena”, Tamara Krüger, escritora independiente, que lanzó su obra en mayo pasado en el Centro Comunitario Palacio Álamos, locación propicia para debutar una historia cuyo entorno habla de reinos, batallas, caballeros y doncellas.

Primera novela de ficción donde el personaje principal es una heroína joven de 17 años, virginal pero empoderada y segura de sí misma, la que debe asumir la historia familiar con honor y convicción. Tamara Krüger dijo que “Heredera de Luna llena” está ambientada en el medioevo, donde la joven protagonista se enfrenta a decisiones políticas y emocionales en el reino Badru (que significa nacida en luna llena, en árabe), para salvar a su pueblo de las fuerzas oscuras que amenazan invadir aquellos territorios.

La transición de niña a mujer y cómo debe tomar las riendas del reino heredado de sus padres, es el relato de esta novela escrita en primera persona, donde Eleonor describe las peripecias y anécdotas que van desde la preparación de su boda, en noche de luna llena, hasta sobrevivir al ataque de rebeldes que quieren a toda costa apoderarse del reino. Es tan vertiginosa la historia que la acción mueve al lector desde los primeros capítulos para no soltarlo hasta el final del relato.

Esta es la tercera novela en menos de un año de la escritora Krüger, y donde ya se nota una mayor soltura en la descripción de ambientes físicos y emocionales. Quienes han leído sus obras podrán reparar en la profundización de sus personajes desde una mirada más íntima, sin perder su línea creativa de instalar figuras femeninas como protagonistas de sus historias. Pero esta vez es una novela que también puede ser devorada por hombres, ya que sus personajes masculinos adquieren mayor relevancia, profundizando en detalles del carácter machista de la época. Una creación descriptiva y fina de espacios y tiempos de un mundo tan distinto al contemporáneo pero que es capaz de abducirnos al medioevo de la mano de sus doncellas y guerreros.

Tamara Krüger estudió para educadora de párvulos, profesión que ejerció un tiempo breve, pero que donde el amor por la literatura fue más fuerte. Libros que la persiguen desde su niñez, pero que según ella “la literatura me encontró a mí, me sacó esta energía que tengo, es una especie de catarsis, me fui enamorando al escribir. Las historias fluyen y no han parado de fluir, no me pregunten cómo me viene las historias a mi cabeza, sólo sé que mi cabeza me habla y debo escribirlas”, dijo.

Esta escritora se ha caracterizado por sus novelas románticas contemporáneas en la urbe, pero en esta ocasión cambia la línea creativa y trabaja la ficción histórica desde castillos medievales, pero su objetivo sigue en la senda de “entretener, no torturarlas, y que salgan de su vida cotidiana, el hacer reír es complicado y lo logré”. Además, comentó algunos pasajes “sabrosos” de la historia y sus personajes, el contexto místico de luna llena, y del protagonismo de la mujer-personaje en diferentes circunstancias que muchas veces rompe el paradigma machista. Pero, Eleonor – dijo la autora – para lograr sus objetivos necesita la seguridad y la ayuda de hombres aguerridos y leales, ella no lo puede hacer sola.

Recomendamos su lectura porque es una obra que atrapa vertiginosamente, usando un lenguaje neutro que puede ser comprendido por personas de diversos grupos etáreos. No debería extrañarnos que algún productor de cine llame a Tamara y quiera llevar sus historias a la pantalla grande. El libro ya está a la venta y próximamente saldrá la segunda parte de esta Heredera que fue hechizada en luna llena.