Los patios de la casona de la Universidad Mayor celebran sus bodas de plata con esta versión de la “Feria del Libro Usado”, la que está dedicada al escritor, librero y dramaturgo Luis “Paco” Rivano, quien fue uno de sus fundadores, organizadores y vocero principal del evento. En esta ocasión, Citoyens 102.5 FM, conversó con la encargada de Comunicaciones Externas de la universidad, Soledad Gómez y Alejandro Rivano, hijo y heredero del legado librero de Luis Rivano.

La Feria incluye una muestra dedicada a la obra desarrollada por el escritor recientemente fallecido, y donde se pueden apreciar sus escritos, ediciones especiales y novelas desde la década del 60’ hasta sus textos no publicados.

“Estos 25 años tienen una historia bastante rica (…) en el año 1993 una persona que trabajó por más de 20 años en la universidad, Horacio Marín, quien fue decano de educación y encargado de Extensión y Vinculación con el Medio, vio una feria muy similar en España y decidió traer la idea, lo comentó con el rector de la Universidad Mayor, que le pareció fabulosa la idea, y decidieron conversar con Luis Rivano”, dijo la coordinadora de la Universidad.

La Feria del Libro Usado se ha transformado en un espacio cultural para la familia en verano, para que los visitantes entren en contacto con los libreros más reconocidos de Santiago y así volver a releer a autores clásicos, escritores y géneros diversos de la literatura mundial. También, desde sus inicios se han homenajeado a diversos escritores, a través de exposiciones temáticas, conversatorios con creadores y editores, cuentacuentos, además de la exhibición y ventas de verdaderas “joyitas” y primeras ediciones, relata Soledad Gómez.

“La feria del Libro Usado de la U. Mayor para mi padre era muy importante, por razones muy claras, es uno de los cofundadores”, relató Alejandro Rivano, más adelante dijo que a su padre le costó mucho convencer a sus colegas libreros para aquella primera exhibición librera, lo que finalmente se transformó en el debut de 11 expositores, sumados otros cuatro stands de su propia familia. Sin embargo, el desafío que tenía el rector y Luis Rivano para celebrar este año las bodas de plata, era publicar un libro con la historia de la Feria, y cuyo encargo lo tenía el propio escritor, situación que no se pudo concretar debido a su muerte en septiembre de 2016.

La familia está pensando en compartir el legado de librero Rivano con la ciudadanía, a través de la exhibición de primeras ediciones de diversos autores nacionales y extranjeros, antiguas máquinas de escribir de colegas y distintos objetos usados por artistas nacionales, todo lo anterior, plasmado en una Fundación dedicada a mostrar desde su primera novela como carabinero, “Esto no es el Paraíso”, hasta sus galardonados escritos en teatro, cuento y novela.

Luis Rivano denominó su propio estilo como “realismo urbano”. “Los personajes de mi padre son personajes vivos, son personajes que existen pero que estaban escondidos, que están más allá de la marginalidad, entonces, el delincuente, la prostituta, el cafiche estaban ahí (…) él muestra, hace un teatro realista con un lenguaje urbano”, y agrega que lo hizo “en una época en que la delincuencia tenía códigos, habían cosas que no se hacían, cosas que no se permitían (…) nadie hablaba de ello, era un Santiago, un Chile oculto y él abrió la ventana, abrió la puerta y lo mostró ”, acota Alejandro Rivano.

El año 1976, incursiona en un viaje teatral, estrena “Te llamabas Rosicler”, con Jael Unger y la dirección de Gustavo Meza. Luego vendrían puestas en escena como “Escucho discos de Al Jolson mamá”, “Por sospecha”, “Un gásfiter en sociedad”, “Los matarifes”, “La última canción”, “Casados y descasados”, Míster espectáculo”, “¿Dónde estará la Jeannette?”, “Sexy Boom”, “La miseria y el Show”, “El hombre que compraba y vendía cosas”, “La CIA mató a Letelier”, “Ajuste de cuentas” y “3 hombres viejos al final del día”.

En la producción de novelas, encontramos “El signo de Espartaco”, “Tirar a matar”, “El menú de Orestes”, “El rucio de los cuchillos”, “La mujer del auto celeste”, “El informe”, “En la trampa”, “La Yira”, “El cuaderno de Víctor Hidalgo”, “El apuntamiento”, “Pedro Ivanovic, terrorista” y su obra póstuma ”Tres homicidios”.

Alberto Fuguet, dijo de su legado: “El ADN de Luis Rivano es su mundo de perdedores, flaites y prostitutas que nos sumerge en sitios donde quizás nunca nos atreveríamos a ingresar”. Por otra parte, el propio escritor declaró sobre su obras y personajes: “Lo político es pasajero, lo social permanece eterno en el tiempo”.

La XXV versión de la Feria del Libro Usado permanecerá abierta hasta el 12 de febrero, de 10:00 a 21:00 horas, y contará con más de 40 stands en dependencias de la U. Mayor, Santo Domingo 711. Entrada liberada.

Vuelve a escuchar la entrevista: viernes 3 febrero.