Tras el anuncio de la Presidenta Michelle Bachelet sobre la creación de un Ministerio de Ciencia y tecnología, Citoyens conversó con la PhD Katia Soto de la Fundación «+ Ciencia para Chile». Quien nos comentó su percepción de esta nueva cartera y quien será el mejor candidato para que la dirija.

“El país tiene dos problemas en ciencia, uno es tomar en serio que vamos hacer con el destino del país en término de desarrollo, vamos a seguir igual o daremos un vuelco, eso lo resuelve un ministerio. Sin embargo tenemos un problema con el capital humano que vuelven con doctorados y no tiene donde trabajar” – indicó

El país cruza por un periodo de desconfianza generalizada sobre todo en el área política, es por ello que la Doctora Soto, apunta a que “la figura de un ministro de ciencia debe ser alguien que la gente puede confiar. Como por ejemplo, lo que pasó recién semanas atrás, fue algo bochornoso, como lo ocurrido con las declaraciones del Intendente Orrego sobre el incendio del vertedero Santa Marta. Los medios llamaron a los investigadores especializados y dejaron en claro que era otra cosa lo que estábamos respirando”.

Se espera que el ciudadano perciba que este nuevo ministerio, va ser algo real y una ayuda directa a la ciudadanía. Como es el caso en Argentina , cuando se encuentra un nuevo nieto perdido, quien informa a la opinión pública es el ministro de Ciencias, según lo comentó Soto.

Aunque esto significa que aumentaran las carteras ministeriales, para la sociedad científica del país es importante que éste Ministerio sea independiente y que no esté bajo el alero de otra cartera, para que el presupuesto sea el necesario para la investigación.

Según Katia Soto, los científicos estarán pendientes de quien será la figura del Ministro, para que deberá tener la credibilidad, “La crisis de desconfianza es transversal, necesitamos un Ministro que la comunidad científica confíe, para mí debe ser una figura política, no soy de la idea de un científico, sino de un político que tenga una capacidad de generar confianza y que cuente con el apoyo de 18 mil investigadores científicos, para que todo sea posible”.

“Sin ciencia no hay desarrollo humano, Chile eligió la ignorancia”.
Al ser consultada sobre qué opina de esta cita, la Doctora Soto planteó que “hay que tomar un liderazgo político, hoy en día estamos más cerca. Cuando hablamos del aporte es mejorar la calidad de vida de las personas y resolver problemas, responder preguntas. El investigador trabaja para entregar respuestas en salud , medio ambiente, etc.”

Lo que si queda claro, es que los argentinos han dado grandes ejemplos de quien es el ministro de Ciencia, es un doctor en ciencia, un científico que se preparó en política. Es por ello que tiene que ser alguien que tenga la academia y el apoyo político. Ejemplo de ello está en que en Argentina se cambia de administración y el único ministro se mantiene es el de ciencia, “este tema no es político, nunca ha sido tema la diferencia política. En los laboratorios no se trabaja según si soy de derecha o de izquierda», aclaró Soto.

Al ser consultada sobre el tipo de ciencia que desarrolla el país Soto comentó que: “hay dos modelos propuestos, uno que apoya Bitrán en la cual lo único que se haría es cambiar el nombre a Conicyt, el cual está debajo de un comité consejo de ministros. Lo que buscamos de este secretario de Estado que le golpee la meza al ministro de Hacienda”.

Al crear una cartera de ciencia, las fundaciones y las universidades que hasta ahora son los que más trabajan en investigación, deberán seguir en la formación, instaurar liderazgo y posesionar que los doctorados no solo estén enfocados en la investigación, sino tener na mirada más amplia, como en Europa que dicho grado académico es un paso más al conocimiento. “El cerebro no es el mismo al terminar un doctorado. Se entrena el musculo y debemos sacar el máximo provecho posible”, afirmó la doctora en Biología.

La creación de este ministerio ayudará a definir el tipo de ciencia que quiere el país, podría financiar investigación básica, tal es el caso otros países del continente como Argentina y Brasil, que están enfrentados a la maquinaria productiva en base a la ciencia.

Finalmente Katia Soto dejó en claro que este es el momento histórico en crear un ministerio de ciencia y que sea importantísimo en trabajar en conjunto con un Ministerio de Cultura. “Vamos a luchar hasta el final que sea algo serio y potente, un ministro que cuente con la credibilidad de las personas”.

Vuelve a escuchar la entrevista: viernes 22 de enero.