Investigadora Sofía Abarca pone en valor los 1000 años de Rapanui en 20 años de Creación Literaria


Es su primera gira literaria al ‘Conti’, y fue denominada: “Rapanui: 1.000 años de historia y 20 años de Creación Literaria”. Haciendo un alto en su periplo regional, Sofía Abarca Fariña, compositora, artista plástica-visual y escritora, conversó con Citoyens 102.5 FM, de Radio Universidad de Chile, donde relató algunos aspectos del desarrollo histórico del pueblo Rapanui, a través de sus expresiones culturales.

Esta escritora nacida en Quillota y radicada hace más de 20 años en la Isla, ha desarrollado su obra con un compromiso con la conservación de la memoria patrimonial del pueblo Rapanui.  Gracias a su profundo respeto por la cultura ancestral isleña, llegó a ser discípula de Papa Kiko, patriarca  de la segunda mitad del siglo XX, y de María Elena Hotus, maestra de la tradición oral de Isla de Pascua.

La gira tiene como objetivo el dar a conocer su producción y compartir sus ejercicios literarios realizados en la isla. Principalmente mostrar y explicar la característica de sus obras literarias: “están asociadas a expresiones culturales específicas de Rapanui. Así comenzamos con ‘KAI-KAI’ Rapa Nui: Ideograma de hilos, juegos ancestrales. Es uno de los primeros trabajos que realicé con la maestra lsabel Pakarati Tepano, patrimonio humano vivo”, dijo Sofía.

Es un Libro-objeto didáctico financiado por el Fondart sobre tejidos manuales ideogramáticos de Rapanui, la investigadora señaló que el material “contiene recitaciones Pata’u-ta’u y por su reverso forman un rompecabezas con la imagen de un Kai-kai gigante. Además contiene un CD con recitaciones y versiones cantadas. Todos sus elementos se aúnan con un hilo de Kai-kai”. Esta es una tradición que se traspasa de manera oral de generación en generación.

Hay que considerar que muchas tradiciones pierden sus orígenes a través del tiempo y con este trabajo se recupera el valor que tiene más allá de la estética, la recitación; es la expresión corporal que se traspasa de mano en mano, de padres a hijos, abuelos a nietos.

“Del año 2004 al 2006, con la maestra (Isabel Pakarati) buscamos otros formatos para despertar el interés por esta práctica que ya está debilitada. Creamos un libro objeto que contiene la historia y sus recitaciones en lengua Rapanui y su traducción”, comentó Sofía Abarca.

Gracias a sus investigaciones, la escritora publicó “Manos del alma” (2013), obra y catálogo del artista e introducción al arte escultórico y la talla artesanal Rapanui, a través de la obra del escultor Tomás Tuki Tepano . “El nombre ‘alma’ no trata de una metáfora, es en honor a los artistas del leprosorio. La gente enferma fue recluida en cuevas hasta que se logró construir un sanitario”, recordó.

Según Sofía Abarca, la historia cuenta que en este lugar fue donde se conservaron las tradiciones ancestrales de la isla – de manera milagrosa – ya que los artesanos no tenían sus manos sanas. Las manifestaciones artísticas se prohibieron por parte de la iglesia, la armada  y la administración local, ya que necesitaban controlar a la población y este paradigma se convirtió oficialmente en represión social.

Los escultores que estaban internados amarraban sus manos con trapos para sujetar las herramientas y poder tallar sus obras patrimoniales, además, conservaron en este reducto la lengua originaria. La mutilación del lenguaje y la práctica escultórica que se aplicó al resto de la comunidad se logró mantener en su esencia en este sector aislado, ellos y ellas fueron relegados, sin posibilidad de visitas por el miedo al contagio general, relató la artista.

A toda la obra anterior se une, “Ríu, el canto primal de Rapanui”. Una serie de ejercicios etnomusicológicos que narra historias contenidas en 23 melodías ancestrales, a través de 30 tipos de cantos, identificados y clasificados según su uso socio-ritual. Además, este libro fue finalista en los ‘Premios Pulsar’, al mejor texto de música 2016.

Para la autora, estos son los verdaderos cantos de la isla, donde algunos de ellos tienen más de 400 años. Finalmente, Sofía Abarca comentó que todos sus creaciones literarias están realizadas en conjunto con escultores, pensadores y artistas de la isla. “Detrás de todo lo que hago tiene un respaldo. Todo mi trabajo es revisado por gente importante de la isla.  Hay mucho respeto y mucho amor”, acotó.

Quienes deseen  adquirir estos libros deben escribir a Sofia Abarca: gestion.rapanui@gmail.com

Volver a escuchar la entrevista: viernes 26 de abril.

Comments are closed.