¿Hay liderazgo sindical para la nueva Constituyente?

¿Necesitamos liderazgo sindical certero y comprometido para la Constituyente? Para responder a esta inquietud ciudadana. Oh! Citoyens Live invitó a Raúl Osorio, abogado y asesor sindical y Ronald Salcedo, dirigente y presidente del sindicato de la minera Spence para reflexionar sobre la realidad e importancia de la sindicalización y el posible interés por participación en el próximo proceso constituyente en Chile.

El principio de libertad sindical se concibe como derecho y garantía de los trabajadores, hasta la fecha existe más del 21% (más de 1 millón 100 mil) trabajadores sindicalizados que determina que sí tiene una representatividad social para participar del proceso constituyente; sin embargo, los sindicatos no cuentan con las herramientas jurídicas que le permitan el acceso pues se les entiende como una parte de la organización de las empresas, es decir, no es incorporado como un integrante del diálogo social ni como un interlocutor político.

Pa el abogado laboral, “el sindicato tiene una condición menoscabada con respecto al entorno social, independientemente de ello, los líderes sindicales logran lidiar con la adversidad que supone el ordenamiento, con la escasa promoción o participación sindical a nivel del Estado en la actividad sindical y la beligerancia que tienen muchas empresas, entonces, si hay una organización que prueba su liderazgo día a día, son las organizaciones sindicales. Por ende, el dirigente sindical está súper preparado para enfrentar el desafío constitucional, es capaz de relevar el papel ciudadano y, también, ser articulador del proceso constituyente”, señala Osorio.

Efectivamente, la duda o escepticismo que tenemos en Chile respecto al poder de participación de líderes sindicales en un proceso histórico como el que nuestro país prontamente vivirá, está condicionado por esa camisa de fuerza puesta a estas instancias de los trabajadores puesta por la pseudodemocracia y que es una condición que ha generado una especie de acostumbramiento, determina que veamos como un ‘exotismo’ que el dirigente sindical quiera participar en el proceso constituyente, cuando, naturalmente, la base de la organización social es el trabajo.

“Pero, es el tiempo en que el sindicato vaya más allá, se plantee como interlocutor social y sea capaz de hacer definiciones políticas, que no son las que vienen de definiciones políticas menores, no son estas escaramuzas de partidos, son la base del ordenamiento jurídico y, en esa medida es importante y determinante que exista un canal de participación”, reflexiona Raúl Osorio.

La situación de los trabajadores chilenos, durante las últimas décadas les está prohibido el derecho a huelga y, además, hoy existe un nuevo escenario que fortalece aún más el impedimento para que los trabajadores levanten sus demandas, puesto que Chile cuenta con una cantidad innumerable de empresas de tercerización del empleo.

Para el dirigente del sindicato de la minera Spence, Ronald Salcedo, es importante recalcar que los trabajadores merecen este tiempo y que ya no es posible soportar que sean los trabajadores impedidos de hablar de política, más aún cuando así lo ha demandado el pueblo y los trabajadores, por lo que “nosotros tenemos que ser parte de este proceso. Hoy, aún hay un montón de trabas que no han sido resueltas y nosotros debemos ser capaces de estar presentes. La Constitución ya se fue, hoy debemos trabajar para ver cómo quedará escrita la nueva Constitución”.

La fuerza laboral del país tiene el poder de realizar cambios en el ámbito del trabajo, tenemos los espacios para realizar las discusiones y análisis de la situación de todos los trabajadores, pero, señala Salcedo, “no hemos sabido conducir de mejor manera esta fuerza y esto es lo que debemos mejorar. Tenemos una coordinadora a nivel nacional con la que estamos trabajando fuertemente para llevar adelante la discusión y representación de los trabajadores al proceso constituyente con puntos relevantes, por ejemplo, el poder de la huelga”.

Uno de los órganos más importantes y representativos de la clase trabajadora en Chile, ha sido, históricamente, la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) y, aunque Ronald Salcedo, reconoce la importancia de esta instancia en el mundo laboral, asegura que “esta no ha aparecido en la discusión política de la necesidad de la participación de los dirigentes sindicales en el proceso constituyente”.

Vea la entrevista completa en el siguiente link: https://www.facebook.com/watch/live/?v=187246189608922&ref=watch_permalink

 

Comments are closed.