El modelo de capitalización individual instaurada en el gobierno militar tiene alrededor de 10 millones de afiliados, con una pensión en promedio de $187.000. En estas últimas semanas se ha visto más complejo el tema por la caída de las bolsas alrededor del mundo debido a la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea, ¿Cómo afecta el Brexit a las pensiones en Chile?, para ello, Citoyens 102.5 FM conversó con el Ingeniero Comercial, Magíster en Finanzas y CEO de la organización “Felices y Forrados”, Gino Lorenzini, sobre los efectos colaterales del Brexit en los capitales de las AFPs.

Lorenzini es un apasionado de su emprendimiento y su objetivo principal con “Felices y Forrados” es que los ciudadanos sean más felices. Cuenta que el Brexit es la salida del Reino Unido de la Unión Europea y tras el referéndum del 24 de junio del 2016, donde el 51 por ciento de los votos la ciudadanía apoyó la medida, lo que provocó un efecto dominó ya que afecta a gran parte del mundo, pero el experto deja en claro que es un proceso globalizatorio y los mercados están conectados, es decir, lo que ocurra en las bolsas, afecta a en Chile.

Para contextualizar el problema, Gino Lorenzini, hace una cronología histórica de las políticas económicas de los últimos gobiernos. “el año 2008 los chilenos vivimos una experiencia traumática, perdimos el 40 por ciento de lo que habíamos ahorrado toda una vida, los que estaban en el “fondo A”. Las perdidas partieron primero con un 5%, y es en ese entonces cuando las autoridades te empezaron a decir, no te cambies de fondos. Pero nuestra misión es que en la próxima crisis no pase lo mismo”. El ingeniero comercial asegura que viene otra crisis más grande y será en relación a la deuda soberana, en la cual el Estado parece sobre endeudado con particulares u otros países.

Además, el fundador de Felices y Forrados afirma que: “El Brexist es una consecuencia de cómo han funcionado los mercados hasta el momento, porque los ciudadanos británicos dijeron no más, hay Estados que no van a pagar su deuda. Los mercados están híper conectados y es por eso que afectan a todos estos cambios, hay que saber que el 60 por ciento de nuestras pensiones están en bonos o en la bolsa y estos cambios afectan a las bolsas, porque estas cayeron en junio y perdió 3,8%». Por ejemplo un chileno pronto a jubilar y que tiene un ahorro de 100 millones de pesos, perdió 3 millones 800 mil pesos. “El efecto en cadena del Brexit es un copo de nieve, que cae en la nieve acumulada y se provoca un efecto avalancha. Nosotros decimos; ya perdiste un 3,8% ¿Quieres seguir arriesgándote y seguir perdiendo?”

Sobre este mismo tema, el Ministro de Hacienda ha recomendado que no se cambien de fondo, porque es una situación transitoria. Pero, Gino Lorenzini declara que: “el ciudadano tiene que informarse, debe tener conciencia de su poder». El ingeniero hace historia: hasta 1998 el chileno no tenía que preocuparse de las AFPs, las dos primeras décadas llegó a rentar un 50%, era un buen sistema, nunca perdió un peso. Pero en 1999 se votó una ley a favor de las administradoras, las AFP ahora podían perder. Antes (1998) si perdían compensaban de sus bolsillos sus pérdidas, pero sin darnos cuenta los gobiernos nos cambiaron las reglas, traspasaron (en el gobierno de Eduardo Frei) el riesgo de pérdida a todos los afiliados.

Más adelante señaló que el 2002 se crearon los multi-fondos (Gobierno Ricardo Lagos), pero nadie nos dijo que se podía perder hasta un 40 por ciento de lo ahorrado. A esto se suma que en el 2008 (Gobierno de Michelle Bachelet), había un colchón de un 5% que nos protegía de las crisis, pero en ese año fue una de las más grandes crisis económicas y meses antes que explotara nos quitan dicho colchón – acotó.

Además, dijo Lorenzini, se autorizó pagar una comisión del 1% al año a los administradores de los fondos en el extranjero, a las cuales se llaman ‘comisiones fantasmas’ y por último en el 2011, la única garantía que existía para que las AFPs respondieran en caso de pérdidas era de un 100% del encaje, el presidente Sebastián Piñera en su primer mandato la bajó a un 1%.

Tras la salida del Gran Bretaña de la Unión Europea, la Superintendencia de Fondos de Pensiones informó que sólo el uno por ciento de nuestras pensiones son invertidas en Europa, para Felices y Forrados esto es un efecto dominó, genera riesgo ya que cayeron todas las bolsa del mundo, todos minimizaron el tema pero se perdió un 3,8% de lo invertido en el extranjero. Lo claro de las pensiones es que si uno está en el fondo A, deben estar conscientes que permiten que un 80 por ciento de sus fondos sean invertidos en acciones o en inversiones.

“La decisión es de cada uno, se puede cambiar a otros fondos y no arriesgar lo ahorrado, pero hay que saber que la banca se financia de nuestro ahorros, si nos cambiamos todos al fondo E se acabaría la especulación financiera y la rentabilidad sería bastante estable”, aclaró Lorenzini.

A esto se suma que el 6 de julio del 2016 el ejecutivo le quita la suma urgencia al proyecto de ley de la creación de una AFP estatal, pero el experto nos indica que ésta no es una solución para mejorar la jubilación, “es para tener más cobertura, pero no va a mejorar las pensiones”.

Al ser consultado qué se podría hacer para cambiar este sistema, nos comentó que Felices y Forrados tiene un proyecto para ser incluida en la reforma constitucional, en el cual el ciudadano podría sacar definitivamente su dinero ahorrado, tal cual lo que se aprobó en Perú, donde pudieron retirar hasta un 95,5% y el resto para financiar la salud.

“Hay otras alternativas como la de pensionarse con el 70 por ciento de la jubilación y donde el Estado deposita un millón de pesos pero solo te presta esa cantidad. El Estado garantiza un piso, sería un préstamo de reconocimiento para que suba su pensión, no sea un gasto sino una inversión, esta idea es de Nueva Zelandia y cuando uno muere el 20 por ciento queda de herencia y el resto se paga el préstamo del Estado” – recalcó.

Al ser consultado si es posible volver al sistema de reparto, Lorenzini indica que se debería descontar un 20 por ciento de nuestro sueldo, pero la pirámide se está invirtiendo, la población envejece y los problemas continúan. En 20 años más la población trabajadora será menor, hay menos niños y más adultos mayores. También hizo referencia a los profesionales que trabajan con honorarios y recomendó que ocupen las AFP a su favor, “Si yo ahorro 100 mil pesos en cuenta obligatoria de mi AFP y me cobran 15 mil pesos de comisión, si yo los ahorro en las APV me cobra 500 pesos en el año, por qué no me dejan mi ahorro forzoso pasarlo a la APV y así de forma inmediata se mejorarían las pensiones”.

Para finalizar, hay que recordar que 6 de cada 10 chilenos se jubilan con menos de 170 mil pesos, el único factor es la rentabilidad, para Gino Lorenzini dos puntos de rentabilidad pueden duplicar las pensiones, “hoy si se mejoran las rentabilidades mejorarían las pensiones”.

Vuelve a escuchar la entrevista: viernes 8 de julio.