Fernández y Sandoval (patrimonio ferroviario): “el tren cumple una función social”

Desde 1999 se celebra el día del Patrimonio Cultural, evento nacional coordinado por el Consejo de Monumentos Nacionales. Este 25 y 26 de mayo en todo el país se abrieron edificios, museos e instalaciones patrimoniales a la ciudadanía. En este contexto, el patrimonio ferroviario es un hito trascendental para la economía, la cultura y las tradiciones de nuestro país, sin el cual hubiese sido imposible conectar localidades extremas con los centros de desarrollo.

Por ello, Citoyens 102.5 FM, de Radio UdeChile, conversó con Marco Sandoval, Coordinador del Parque Museo Ferroviario de la Quinta Normal, y José Fernández, profesional del Archivo Nacional, quienes compartieron con los auditores fragmentos de la historia del ferrocarril en Chile, así como del rescate de las memorias locales que se tejieron alrededor de sus rutas.

Según ambos invitados, en 1894, el Presidente José Manuel Balmaceda realizó un discurso histórico donde mencionó lo importante de la conectividad del tren, en pleno periodo de efervescencia del desarrollo comercial de las regiones. El ferrocarril generó el sueño de construir redes por todo el país, como eje articulador del progreso. En 1890 se construyó el Viaducto del Malleco, una de las obras más emblemáticas de la ingeniería chilena y que fue inaugurado junto a las comunidades indígenas.

Marco Sandoval explicó que dentro del relato histórico nacional destacan algunos ramales, como el de Parral a Cauquenes, que rápidamente se convirtieron en una importante conectividad provincial y de integración al territorio. “Hay que pensar que estos discursos, como el de Balmaceda, son fundamentales para entender la unificación del territorio”, dijo.

Tren al norte a través de Matucana
Tal vez muchos ciudadanos y ciudadanas no conocen la existencia de un túnel subterráneo que cruza la Alameda, específicamente por calle Matucana. Se trata de una vía férrea que atraviesa la avenida a lo largo de su calzada poniente y que existe desde 1863, cuya creación se debió al flujo significativo de pasajeros y de carga, por lo que el gobierno de ese entonces planteó la necesidad de encontrar una solución práctica a los problemas de conectividad y seguridad.

Finalmente, en 1931, la Dirección de Obras Públicas aprobó un proyecto de ley para construir una vía subterránea que fue inaugurada doce años después. Dicho túnel cuenta con una extensión de 2,5 kilómetros, que se extiende a la Alameda, Universidad de Santiago, Quinta Normal, Internado Nacional Barro Arana, Escuela de Ingenieros del Ejército, y las calles Mapocho y Patricio Lynch, para emerger en los patios de la ex Estación Yungay.

Para José Fernández, profesional del Archivo Nacional, escuchó más de una vez rumores acerca de ruidos bajo tierra, algunos hablaban de ruidos de un tren, y muchos querían saber de dónde venía. “Esto pertenece al trazado desde la Alameda hasta la calle Mapocho o Maestranza Yungay. Desde el siglo XIX y a mediados del siglo XX, transitaba un ferrocarril por la superficie de calle Matucana. Las autoridades de la época determinaron en mantener la vía pero de manera más segura y la construyeron subterránea”.

Al ser consultados, si la construcción de la línea 5 del Metro habría perjudicado en algo esa vía férrea, Fernández fue claro en señalar que el Metro de Santiago pasa por debajo de estas líneas y agregó que actualmente el túnel todavía está operativo para la carga de una empresa privada.

Libro: “Tren del Oeste, un viaje  de Parral a Cauquenes”.
Una historia emotiva y de finos detalles históricos fue publicada por los investigadores Raúl Sánchez y Alejandro Morales. En estas páginas sobre la historia del ferrocarril y no solo de Santiago, este famoso ramal aparece en el libro llamado: ‘Tren del Oeste: un viaje de Parral a Cauquenes’. “Este es un libro sobre varios ramales del Maule, es una serie de trabajos realizados y pretende reconstruir la memoria reciente del ferrocarril y el único ramal que queda en Chile, el de Talca a Constitución”, agregó Sandoval.

El archivo histórico del museo ferroviario ha colaborado en dicha investigación publicada, porque reconstruye la historia de los ramales. Son brazos que salían del eje central del ferrocarril y que alimentaban pueblitos pequeños donde no había nada construido. “La idea era un tren que se proyectara a la costa, pero por distintas circunstancias el tren llegó hasta Cauquenes”, explicó Sandoval.

Ambos invitados tienen esperanzas cifradas en la construcción de otras conectividades para las necesidades actuales del país, “hay una decisión política, el tren está en desventaja en comparación con otros medios de transporte (…) el tren al abrir nuevas vías el Estado deberá ver como lo hace, pero no dice que no sea viable, el tren cumple una función social”.  aseguró José Fernández.

Este libro está en línea digital, solo deben ingresar en las bibliotecas públicas.

Volver a escuchar la entrevista: viernes 24 de mayo.

 

.

Comments are closed.