Según estudios de la Organización Mundial de la Salud, OMS, Chile lidera en América Latina el número de pacientes diagnosticados de diabetes, y a esto se suma el alto porcentaje con obesidad. Es por ello que se hace de manera urgente investigar sobre soluciones o tratamientos para minimizar estas u otras patologías. Citoyens 102.5 FM conversó con el Dr. Víctor Saavedra, investigador del Centro de Estudios Clínicos e Investigaciones Médicas, CeCim, quien trabaja en buscar una mejor calidad de vida de los pacientes.

CeCim, es una iniciativa chilena que inició su trabajo científico desde el cómo entender y aplicar sobre los pacientes un tratamiento a la obesidad, enfermedad que va en aumento vertiginoso en el país. “Logramos que el Ministerio de Salud realizara inicialmente por dos años un proyecto que instalara un plan para la población chilena con obesidad. Desde allí el CeCim comienza a desarrollar estudios más amplios dónde se estudiaban otras enfermedades y con fármacos que vienen del exterior, de diversas empresas farmacéuticas, dichos fármacos están destinados para la diabetes, hipertensión, colesterol, obesidad, etc. El consumo de dichos medicamentos posee riesgos, pero está dentro de los riesgos que esto conlleva con la investigación científica requerida”, indicó el Dr. Saavedra.

Al ser consultado sobre cómo hacen para convocar a los pacientes que deseen hacerse las pruebas farmacéuticas requeridas, el investigador menciona que en CeCim hay un grupo de profesionales ligados a diferentes entidades donde están los pacientes, tales como, consultorios, hospitales, agrupaciones de adultos mayores o a través de las municipalidades. También el centro realiza sus propios convenios, “hacemos que nuestros pacientes sepan y estén informados sobre el procedimiento y lo que significa hacer un estudio clínico. Además, les explicamos la responsabilidad que tienen ellos hacia nosotros y los beneficios que pueden tener al ser pacientes nuestros”, dijo el médico.

Según los investigadores de este Centro, cuando se realizan las investigaciones médicas y los estudios clínicos, se hacen desde la adición de un medicamento para eliminar el azúcar o bajar los niveles del colesterol y así minimizar un infarto o un tratamiento que permite minimizar la intensidad de la enfermedad.

Todo tratamiento implica costos y estos son enormes y significativos. Por ello es que son financiados por capitales externos y hay un fondo económico para ser utilizado, el que garantiza la gratuidad en los exámenes, el médico, el traslado y la alimentación, agregó el facultativo.

Al ser consultado si la Ley Ricarte Soto ayuda al financiamiento de estos estudios, el Doctor Saavedra responde que sí y no, y explica que la ley tiene un corazón inmenso, significa solidaridad ya que si la persona tiene una enfermedad rara es ayudada en obtener un buen tratamiento y el alto costo de sus medicamentos. “Pero el problema está en cuando se hace la bajada de la Ley, ésta obliga a los laboratorios a entregar los medicamentos de por vida, no hay empresa en el mundo que pueda soportar esa carga económica», expresó el investigador.

Además, si se da esta gratuidad a los pacientes, los laboratorios se irían hacer las investigaciones y estudios médicos a otros países. En Chile ya no sería necesario hacerlos y se perdería un trabajo de investigación que lo que busca es estudiar si éste o aquel medicamento le es mejor para su patología, aclaró el Dr. Saavedra.

Los estudios clínicos e investigaciones médicas son un aporte adicional a los tratamientos de enfermedades crónicas y lo más importante es que en nuestro país se realiza un 0,5% de investigación internacional. Es por ello que el Dr. Saavedra ve con preocupación que en Chile sea gratuito y le entreguen de por vida el medicamento, porque con ello se terminarían los estudios. “Eso vulnera la posibilidad de decisión de postular al estudio clínico y los laboratorios que hacen los estudios clínicos se van del país”, agregó.

La selección de los pacientes para dichos estudios, según el experto, es estrictamente regulada por el Comité de ética del Ministerio de Salud y cualquier otro organismo internacional. Además, cumple con todos los protocolos para elegir a estos tipos de pacientes que están bajo un estudio clínico o investigación médica.

Antes de iniciar a un paciente en el estudio clínico, ellos deben analizar, aprobar y consentir todos los procesos que van a ocurrir: “si a mí me dicen que me entregarán un medicamento de por vida, lo más probable es que no tendré el derecho de participar libremente en los estudios, solo pensaría en la entrega de su medicamento”, aseguró el facultativo.

Para quienes quieran ser parte de estos estudios e investigaciones, pueden ingresar al sitio: www.cecim.cl y llenar el formulario. El Centro cruzará su patología con lo que ellos pueden ofrecer y se comunicarán con usted o también están los números telefónicos para que llamen y las redes sociales.

Vuelve a escuchar la entrevista: viernes 16 diciembre.