La Organización Mundial de la Salud (OMS), establece que la Salud Pública son las acciones colectivas e individuales del Estado y la sociedad civil, dirigidas a mejorar la salud de la población, es decir, “alcanzar la cobertura universal, no dejar a nadie fuera de las prestaciones de salud y evitar que las personas deban incurrir en una catástrofe financiera”.

Para ahondar en este tema de alta consideración ciudadana, el programa Oh Citoyens Live, a través de su serie “Miss Virus & Míster Covid”, financiada por el Fondo FFMCS 2021, conversó con el Doctor en Salud Pública, Cristóbal Cuadrado Nahum, médico y profesor asistente de la Unidad de Fármaco economía y Economía de la Salud, del Programa de Políticas, Sistemas y Gestión en Salud, de la Escuela de Salud Pública, Universidad de Chile. Su investigación se refiere al “impacto del COVID-19 en Chile: una evaluación interdisciplinaria de la respuesta a la pandemia y sus consecuencias”.

Expertos como Milton Terris, (1990), definen a la salud pública como, “la ciencia y el arte de prevenir las dolencias y las discapacidades, prolongar la vida y fomentar la salud y la eficiencia física y mental, mediante esfuerzos organizados de la comunidad para sanear el medio ambiente, controlar las enfermedades infecciosas y no infecciosas, así como las lesiones”. Para el doctor Cuadrado “es la convención de los fenómenos colectivos de salud, cómo se organizan y se financian, cómo se crean las políticas de salud”, aunque admite que el imaginario colectivo concibe a la Salud Pública solo a las instituciones del Estado.

En relación a la pandemia en nuestro país, el investigador en salubridad cree que el escenario de estos casi dos años es de “claro oscuro”, porque “en termino de resultados lo hemos hecho muy mal, tenemos más de 47.000 personas fallecidas por Covid, y más de un millón y medio de personas que han sufrido la enfermedad con síntomas clínicos, con un 10% de secuelas que pueden durar meses, incluso años”, a diferencia de países como Australia. “No lo hemos hecho todo lo bien que podríamos haberlo hecho”, con un “relato exitista” de parte de la autoridad, aunque no estamos – todavía – en el tope de la tabla superior como otros países vecinos, concluyó.

Algunos de los factores que han atentado abordar proactivamente esta pandemia, en materia de salud pública, según el doctor Cuadrado, se deben a una falta de inversión en la producción de vacunas y de políticas estatales debilitadas, con visiones erráticas de muchos gobiernos “que nos llevaron a enfrentar esta pandemia con mucha fragilidad”. Además, debido a que las autoridades estaban impugnadas por el estallido social y un enfrentamiento de las autoridades con otras instituciones de la sociedad civil, polarizando la situación por sobre el ejercicio de “una política de Estado”, hizo que no se resolviera adecuadamente este cuadro sanitario.

Dentro de las tareas de monitoreo a la pandemia, realizados por diversas instituciones ajenas al Estado, surge el un sitio web denominado Movid 19, integrado por diversas universidades privadas y públicas, y el Colegio Médico de Chile, con el objetivo de estudiar y aprender sobre cómo se está comportando el COVID-19 en nuestro país. Esta gestión sobre la crisis sanitaria en la que nos encontramos, donde las personas pueden acceder a recomendaciones personalizadas acerca de su situación de salud y recibir informes semanales de resultados de estos estudios.

En materia de salud mental, el académico de la Universidad de Chile, es enfático en sostener que: “las consecuencias de la pandemia son de largo plazo, primero hay efectos inmediatos al enfermarce de Covid, luego está el impacto que aparece semanas después sobre salud mental”, aunque algunos fenómenos ayudan, tales como la cohesión social, luego, emerge el estrés crónico producto de la crisis económica y los suicidios. “Hay más bien hay una preocupación, pero no hay un plan tan sistemático, por lo menos desde la politica sanitaria del Ministerio de Salud, no ha existido un direccionamiento estratégico, en este sentido hay una gran deuda pendiente”.

Otra de las consecuencias de esta pandemia tiene relación con la desatención de patologías, tales como el cáncer – admite el doctor Cuadrado – cayó casi un tercio de atención en los servicios hospitalarios, especialmente públicos, lo que impactó especialmente en mujeres, “2 de cada 3 personas dejaron de tener sus controles habituales desde la pandemia”, lo que una vez resuelta la crisis sanitaria, hará que inevitablemente se acrecienten las listas de espera, especialmente en materia de diabetes y otras enfermedades crónicas.

“Nuestro sistema de salud público no responde adecuadamente a las personas, llega muchas veces tarde, y por otra parte, tenemos un sistema de salud privado con logicas de mercado, cuyo acceso está vinculado a la capacidad de pago”, a diferencia de los países de la OCDE. Chile mantiene un sistema perverso que se ha puesto por encima del derecho universal a la salud, dijo el experto en Salud Pública.

Ver entrevista completa en el link:

https://www.facebook.com/OHCitoyensLive/videos/914101365843498