¿Cómo se lleva a cabo el coaching en tiempo de crisis?

Camila Valenzuela, psicóloga organizacional y coach ontológico nos habla de todos los elementos estresores en trabajadores y trabajadoras y que se han desarrollado producto de la pandemia que todavía nos amenaza, enfatizando en la multiplicidad de roles que las mujeres están ejecutando bajo mucha presión y con la preocupación acerca del futuro. Oh! Citoyens Live, tuvo la oportunidad de dialogar con la profesional acerca del escenario de salud mental que vive la población chilena y mundial.

Ser coach, actualmente, ha pasado a ser un nicho de alta demanda por las empresas. El coaching es una disciplina en la que interviene la psicología, la filosofía y managment dirigido a mejorar el resultado de las personas en las distintas áreas sociales y laborales en las que se desenvuelven. Los coach se dieron a conocer masivamente en el área deportiva, porque permitían maximizar el rendimiento de los que componen un equipo. Sin embargo, también se ha impulsado el coach en el desarrollo de vida, de ventas, proyectos sociales, entre otras áreas del aprendizaje y consiste en el acompañamiento del profesional con ciertas herramientas y métodos para lograr resultados en un marco acotado de tiempo y con los objetivos planteados de manera clara y empírica.

Camila Valenzuela, actualmente se desempeña en una universidad corporativa habilitando ciertas metodologías y cada una de ellas contiene distintas herramientas que sirven para desarrollar distintos coaching, por ejemplo, coach de ventas, de equipos, para líderes, ágil, etcétera, aunque siguen siendo los más destacados los coaching deportivos.

Debido a la pandemia que afecta al mundo y, particularmente a nuestro país, surge la preocupación por la estabilidad emocional de la población y que han despertado distintas inquietudes que antes no sentíamos debido a las jornadas fuera del hogar. En este sentido, Camila Valenzuela, señala que “el hacinamiento y con tantas horas extendidas, produce una serie de factores que interpelan a nuestro bienestar emocional, físico y cognitivo”.

Efectivamente, nosotros como seres sociales nos relacionamos con la audición, visión y sobre todo por el movimiento y la emoción como una energía que se mueve, por lo tanto, en pandemia, todo nuestro movimiento natural que se efectúa en diversos estadios de la vida cotidiana, familia, amistades, trabajo, con la pandemia nos ha obligado a sostener un confinamiento que no es habitual y menos aún propicio para mantener una vida saludable mentalmente, lo que genera ciertas perturbaciones que son complejas al proceso que estamos viviendo.

Valenzuela destaca que,” si bien son perturbaciones naturales, al estar sometidos a estresores por largo tiempo estos pueden provocar ciertos problemas mentales que tienen relación con la ansiedad”. La situación actual ha forzado a adaptar un cambio de manera muy rápida, por lo que, viendo esta situación como un proceso se entiende que debemos adecuarnos y adaptarnos sin dejar de lado la posibilidad de cometer errores, pero, que de todas maneras sirve para generar el equilibrio y la estabilidad.

La experta en psicología laboral señala que: “hoy las empresas se han visto obligadas a desarrollar su actividad bajo la modalidad de teletrabajo, pero, yo no hablo de teletrabajo, pues este sistema supone una cantidad de condiciones, un espacio habilitado, con conexiones habilitadas, sistemas y acuerdos preestablecidos que se van ensayando, sumándole mucho estrés asociado a que los espacios se están compartiendo con las familias y las mujeres tienen, además, la doble carga de ayudar a sus hijos, es decir, tienen que multiplicar el rol de mamá, cuidadora, profesora, limpiar, cocinar, etc. Es un exceso de carga porque, también, hay una gran preocupación por el futuro”.

Los problemas de salud que vivimos y que se relacionan con la ansiedad tienen su origen en la exigencia laboral y la incertidumbre o temor a lo desconocido, por lo tanto, los acuerdos que deben tomarse entre empleadores y trabajadores deben ser respetados. En este sentido, Valenzuela, concluye que “Debe haber mayor fiscalización al respecto, pues, nosotros estamos viviendo una cuarta revolución industrial, es decir, existe un cambio de la naturaleza del trabajo y, por lo mismo, debemos comenzar ya a trabajar con nuevos acuerdos y estos deben estar fiscalizados”.

Vea la entrevista completa en el siguiente link: https://www.facebook.com/watch/live/?v=2380908095388203&ref=watch_permalink

Comments are closed.