Un día para conmemorar y no para celebrar, fundamentalmente, cuando en Chile ha habido un porcentaje importante de despidos y aumento de la cesantía. Por ello, Oh! Citoyens Live, invitó al abogado y magíster en Gestión Laboral, Patricio Muñoz, quien se refiere en profundidad a la ley denominada ‘De Protección al Empleo’.

El abogado Muñoz señala que con esta ley “se desnuda abiertamente la precariedad del Estado porque es el Estado quien pone la carga de esta crisis en el trabajador porque pagará parte de su remuneración con sus propios ahorros del seguro de cesantía”.

Efectivamente, quizá mirando esta ley desde el punto de vista de la empresa, podemos decir que sí protege el empleo, sin embargo, si nos adentramos más en lo que significa y cómo repercute en la vida de los trabajadores, señala Muñoz, no tiene ninguna protección respecto del empleo”.

La subsidiaridad del Estado se muestra desnuda porque, en primer lugar, el trabajador gasta sus ahorros y, en el evento, que al trabajador se le acaben sus ahorros, recién el Estado aparece con el llamado “Fondo Solidario”.

Si bien, el trabajo de los sindicatos es contrarrestar los abusos de la parte empresarial, éstos no están cumpliendo esa misión, pues, hasta el año 1973, sólo un 33% de los chilenos se encontraba sindicalizado, hoy esa cifra es mucho menor, por lo que los trabajadores, excepto de las empresas mineras, no son, realmente una contraparte para mejorar la calidad de vida laboral y familiar.

Para Muñoz, “el Estado a nivel mundial no es garante de los derechos de los trabajadores, pues, desde la década de los 70 que los empresarios han buscado convertir en mercancía los derechos sociales”. No obstante, hoy con la Pandemia de Covid-19, viene a abrir una ventana que serviría para fortalecer al Estado, por lo que habría que blindar al Estado y recuperar las funciones sociales en post de las mayorías y, asegura Muñoz, “sucede que hoy tenemos un Estado sin musculatura, incapaz de darle protección a sus trabajadores”.

La ley de “Protección al Empleo se promulgó y entró en vigor (6 de abril del 2020) y para el 8 de abril la lista que manejaba el Ministerio del Trabajo ya contaba con más de 56 mil empresas se habían acogido a esta ley, entre ellas, se cuentan Paris, Ripley, McDonald’s, Hites, Johnson’s y Starbucks.

Además, está la Ley del “Fondo Solidario” para las personas que no tienen ahorros, creada en octubre de 2002, que señala que “el trabajador que pierde su trabajo podría hacer uso de su ahorro individual, por lo tanto, con la estructura de esta ley, el trabajador sólo puede retirar el primer mes el 70% del promedio de los últimos 3 meses, al segundo mes puede retirar el 55% y va decreciendo al 45%, 40%, 35% hasta el sexto mes que su retiro es del sólo 30% del promedio de su remuneración. El problema es que los contratos a plazo fijo han ido cobrando terreno y, por lo tanto, el pago de una remuneración corresponde, entonces, sólo a 3 meses, es decir, 70% el primer pago, 50% el segundo y 45% el tercero.

“No podemos culpar de las bajas remuneraciones y la cesantía al Coronavirus. El responsable de la carencia y de las necesidades de gran parte de la población es un sistema que no protege el trabajo, que no le da valor al trabajo y que no lo ha puesto como la centralidad política que merece el trabajo”, enfatizó Patricio Muñoz.

Ver entrevista completa en: https://www.facebook.com/537353863068386/videos/2279796192322619