Alrededor de 3 millones de adultos mayores hay en Chile y estos son el 16% de la población, los que no cuentan con políticas públicas reales que los ayuden a reinventarse tras la jubilación. Para profundizar en este tema Citoyens 102.5 FM, conversó con Consuelo Moreno, Directora de Incidencias de la Fundación “Oportunidad Mayor”, sobre el servicio social y el reingreso del adulto mayor al mundo laboral. “Como fundación pensamos que todo adulto mayor que quiera seguir trabajando, pudiera seguir haciéndolo y no fueran discriminados por la edad”, aseguró Moreno.

Según datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPALSTAT), la reincorporación al mercado del trabajo para el 2020 se acercará a 60%, y así llegar al 100% en el año 2050. Dato muy significativos para tomar conciencia y generar políticas públicas concretas para los adultos mayores en Chile.

Datos importantes que entrega la Fundación dicen que en Chile las mujeres viven más que los hombres, eso significa que estamos en un proceso de feminización de los adultos mayores. Esto puede generar una doble discriminación hacia la mujer, una por la edad y la otra por ser mujer. “Esto refleja que no es fácil el camino para las mujeres sobre todo cuando llegan a una edad mayor”, agrega la invitada.

Según datos del Servicio Electoral, hoy en Chile el 40% de la población votante son Adultos Mayores, esto indica que son quienes eligen a las autoridades y lo paradójico, son quienes tienen muy pocas políticas públicas que vayan en su beneficio. “El SENAMA (Servicio del Adulto Mayor), partió siendo un fondo para turismo, ha ido evolucionando de a poco pero aún no ha dado el ancho para lo que se necesita. Nuestro país es el más envejecido de américa latina, a diferencia de Europa que se envejecieron siendo ricos, en Chile nos envejecimos siendo pobres”, según Consuelo Moreno.

En este sentido, la Directora de la Fundación afirma que: “se debe tomar el toro por las astas, no podemos esperar hasta mañana y es por eso que necesitamos un servicio de adulto mayor mucho más potente, con mucho más recursos, con más facultades. Si vemos el presupuesto del 2017 es de 31 millones y si lo comparamos con CONADI (Corporación Nacional de Desarrollo Indígena), no digo que no sea bueno, pero estamos por debajo de ellos, más de 120 millones, no digo que le bajen a CONADI, porque son políticas y problemáticas distintas que deben financiarse, pero el SENAMA, es tan importante cómo otras organizaciones. Necesitamos urgente una política integral y que incentive el envejecimiento activo», dijo la experta.

Los adultos mayores en relación a la pobreza son medidos igual que el resto de los chilenos, por ingreso y multidimensional. Por ingreso el 6% de este grupo etario es “menos pobre”, según CASEN 2015, porque al menos tienen la pensión básica solidaria. En tanto, por el factor multidimensional este factor se dispara, pasan a ser el grupo más pobre con un 21,6% del total. Esto demuestra que “el ingreso ya no es el único problema de los adultos mayores, ahora se suma la conectividad, la discriminación, el entorno, redes de apoyo y capacitación”, indicó Moreno.

Según datos de “Oportunidad Mayor”, muchos adultos mayores profesionales han sido sacados del mundo laboral por cumplir la edad de jubilación, pero gran parte de ellos no quieren salir del mercado ya que se sienten todavía activos. Otro grupo no profesional, tampoco quieren dejar de trabajar pero les falta capacitación para reintegrarse al trabajo. El SENCE, servicio de capacitación del país, tiene casi todos sus programas con un tope de edad entre los 60 y 65 años.

La brecha digital ha generado que muchos adultos mayores requieran capacitación y no hay muchos organismos que la entreguen. Sin considerar el temor a enfrentarse a las nuevas tecnologías. “Lo que importa es atreverse, hoy en día quienes no tengan acceso al computador es difícil que encuentre trabajo. Tenemos vínculos con varias organizaciones que buscan trabajo pero uno de los requisitos es ingresar su currículo vía online, por eso es muy difícil encontrar un trabajo de calidad”, señaló Moreno.

Según Consuelo Moreno, se dan ofertas para trabajos de buena calidad y de manera formal, pero surge otro problema, si ese adulto mayor opta por ese trabajo de mejor calidad y recibe pensión básica solidaria, en un par de años le sube el puntaje y le bajan la pensión. Por ello es necesario un cambio de políticas públicas para que los adultos mayores que deseen seguir trabajando no se vean enfrentados a estas condiciones.

“El joven trae todo lo nuevo, pero alguien debe entregarle la experiencia. La empresa tiene una responsabilidad grande en esto, hay un problema cultural y de mucho desconocimiento, me tocó ir a varias empresas a hablar esto pero siempre preguntaban que si era necesario tener algún doctor. Nada de eso, son personas como todos los demás. Pueden trabajar igual que el resto, tal vez darle más tiempo para exámenes médicos pero nada más. Hay estudios que dicen que en cuanto a responsabilidad ellos son muchos más responsables que los jóvenes, se mantienen más en los trabajos y presentan pocas licencias médicas”, aseguró la Directora de la Fundación.

La representante de Oportunidad Mayor, cree que “nadie nos ha educado para los tiempos libres. Sobre todo en el hombre que ha trabajado toda la vida de 8 a 8 no sabe qué hacer cuando deja de trabajar. Y es allí donde empieza a fallar su cabeza y su estado físico. Que trabajen en horarios más flexibles, que puedan compatibilizar con su vida social. Hay ejemplos de empresas que tiene tour por Santiago y contrataban adultos mayores porque pueden explicar mejor la historia y contar cosas que no están en los libros de historia. Sobre todo en los barrios”.

La nueva cultura del viejismo. “El hacer trabajar a jóvenes con adultos mayores hace que esa carga negativa que conlleva ser viejo se vaya perdiendo porque el joven al ver que éste adulto está muy bien, su percepción cambia. A esto se suma un problema cultural de Occidente, el cual ve al adulto mayor como algo que no aporta, en cambio en Oriente es todo lo contrario, es el referente, es el que enseña, es el que educa y da aporte”, explica Moreno.

Fundación Oportunidad Mayor www.omayor.cl

Vuelve a escuchar la entrevista: viernes 25 noviembre.