Una estafa piramidal es aquella en la que no existe una actividad o inversión real que la sostenga, sino que los beneficios provienen de los propios inversores que se pagan con el dinero que invierten otros inversores y que “es tan vieja como el hilo negro”, cuya creación nace cerca de los años 20 en Estados Unidos por el inmigrante italiano Carlo Ponzi, explicó Andrés Bustos, Director de Derecho Comercial de la UNAB, sobre este negocio ilegal.

Sin embargo, en la media que se acerca al final este sistema financiero, y que ya les resulta muy difícil engañar a sus víctimas, hace que los nuevos no sean “muchos” sino “pocos” en comparación con la gente que tiene que empezar a cobrar en el futuro cercano. En ese momento crítico las personas que montaron el sistema desaparecen para siempre con todo el dinero que esté en su poder y ya nadie más cobra lo prometido.

La estructura consiste en la figura de un gerente general y de captadores como intermediarios financieros (corredores), cuyo negocio se genera a través de promesas de alta rentabilidad en un plazo determinado hasta que el sistema piramidal se caiga. “En un país más grande como en Estados Unidos esto ha durado años, hay un caso muy relevante (…) el caso de (Bernard) Madoff y se mantuvo en el tiempo”, dijo Bustos.

En el caso de Chile, en marzo de 2016, tanto AC inversions como IM Forex (Grupo Arcano), se evidenció el delito de estafa, asociación ilícita y el artículo 30 de la Ley general de bancos con 10.600 clientes con una capitalización total 182 mil millones de pesos. “Aquí hay una ambición bastante descontrolada por parte de algunas personas que quieren invertir su dinero, porque si vas al mercado formal una tasa anual no pasa los 2 dígitos, entonces, en este tipo de operaciones están ofreciendo un 18 un 20 por ciento, eso es ya bastante raro”, señaló el especialista en Derecho Comercial.

La tasa de interés corresponde a la eventualidad de la solicitud un mutuo o un crédito y el precio del dinero que se debe pagar por ello con un valor y tope fijado por la entidad estatal financiera, es decir, por la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS). Pero, el delito se configura a través de una figura legal no registrada, “ninguna de estas sociedades cumple con el requisito de estar autorizada por la Superintendencia para hacer captación de fondos, o sea, para hacer captación de fondos debe ser un banco o una institución financiera tiene que debe tener un giro exclusivo y autorizado”, agregó Andrés Bustos.

Más adelante, el académico explicó que “la estafa piramidal en sí, como pirámide, como estructura, no tiene una sanción no tiene una pena, acá la pena es si se configura la estafa (…) en cuanto al engaño que estoy proponiendo, porque yo sé que esto no va a funcionar entonces como no va a funcionar y sé que en algún momento esto va a colapsar, y estoy invitando a participar en este negocio”, aclaró el experto de la UNAB.

En el mercado de valores existen 3 tipos de entidades, las fiscalizadas son aquellas que la SVS fiscaliza periódicamente, las informantes que pueden ser sociedades anónimas como La Polar y las no registradas, que es el caso de las sociedades que estafaron piramidalmente.

Casos como la de “Madame de los Quesitos” o la de Alberto Chang son de antigua data en nuestro país, lo que demuestra la ambición desmedida de ciertos inversionistas y también el analfabetismo financiero. En este mismo aspecto, nuestro entrevistado plantea que en temas judiciales se ven buenas posibilidades penales para recuperar parte de los capitales de las estafas: “en el caso de Chang hay algo más atractivo porque hay demandas civiles y se está pidiendo la liquidación de la empresa (quiebra), para efectos de poder recuperar algo y va a existir una liquidación trans-fronteriza, es decir, van a perseguir los bienes de esta empresa a nivel mundial”, dijo Bustos.

En materia de legalidad y demanda, nuestro invitado explica que estas empresas no son entes regulados, “si yo voy a un banco, yo puedo alegar mi derecho como consumidor por la suscripción de un mutuo, de un préstamo, ahí sí, pero en este caso es imposible, por eso que la única vía queda es la estafa para después tener una condena e iniciar una acción civil”, por eso la recomendación de Andrés Bustos es usar el mercado formal, informarse a través del sitio de la Superintendencia de Valores y Seguros y del Sernac financiero, y no ambicionar grandes tasas de interés al margen de la legalidad.

Vuelve a escuchar la entrevista: viernes 30 de septiembre.