El 22 de marzo se conmemora el Día Mundial del Agua, establecido en 1992 por Naciones Unidas para generar conciencia sobre la importancia del agua dulce para el consumo humano y la necesidad de gestionarla de manera sostenible. Para ello, conversamos con la ingeniera química Alejandra Burchard, coordinadora del Foro Mundial del Agua (Brasil 2018), y delegada de “Sumérgete 2017-Chile” y en contacto con el Director de la Fundación “Un Alto en el Desierto”, Nicolás Schneider.

“Sumérgete 2017, construyamos juntos la cultura del agua”, se enmarca en las actividades camino al 8º Foro Mundial del Agua, organizado del Consejo Mundial del Agua, y que está programado para el 2018 en Brasilia. En este contexto, consultamos a la especialista internacional sobre el grado de conciencia ciudadana sobre el tema, quien dijo que “es sumamente importante que las decisiones que se están haciendo en temas de gestión del agua, de políticas públicas por el agua, estén siendo formuladas con unas metodologías participatorias, yo no veo que en general los ciudadanos están participando en las decisiones generales”.

Tras las actividades realizadas en varias ciudades del país durante marzo, los organizadores del encuentro concluyeron en Santiago para redactar un documento multisectorial de hidrodiplomacia que resume la postura de Chile a través de una “Carta del Agua”, camino al Foro Mundial en Brasilia, relevando que es la primera vez que se realiza en Latinoamérica, señaló Burchard.

“Chile tiene un modelo muy diferente a nivel latinoamericano, también es muy claro que Chile ha logrado tener acceso al agua potable, saneamiento, casi universal comparado al resto del continente”, agregó la ingeniera químico. En un contexto país que posee el 90% de la administración del vital elemento en manos de empresas privadas, y también de la experiencia de cooperativas de agua potable rural (APR).

Una de las organizaciones a cargo del seminario en Chile resultó ser la “Fundación Un Alto en el Desierto”, quién a través de sus director, Nicolás Schneider, relató la experiencia en el evento con la participación de 5 escuelas de la región de Coquimbo que trabajan con el reciclaje del agua, además, de otras líneas de la Fundación en el uso social de atrapa-nieblas, investigaciones hídricas y la socialización ambiental. En relación a la participación en el certamen, dijo: “Me deja más optimista, por las razones que en este tipo de cosas de agua hay demasiadas organizaciones, es muy sectorial el tema a nivel estatal y también hay muchas organizaciones, fundaciones y ONGs, y este tipo de evento pueden aglutinar a todas esas organizaciones”.

Respecto al rol del Estado en las políticas públicas y la adecuada fiscalización del agua a los entes privados, Burchard aclaró que “hay muchos modelos exitosos de participación pública y privada, podemos ver en otros países, en Francia es un ejemplo donde hay unos modelos muy exitosos público-privados (…) no hay que hablar solamente de lo que está haciendo el sector privado, pero tenemos que hablar de quien está poniendo las reglas del país, tenemos que hablar del rol importante y la responsabilidad que tiene una agencia independiente del Estado, que es una agencia reguladora que está poniendo las reglas”.

El debate se centra a veces en aspectos muy ideológicos, plantea la representante internacional del Foro Mundial del Agua, “muchas veces no estamos avanzando en el sector para el objetivo final que es dar una calidad y acceso de agua a un precio justo, digno, a la sociedad civil, porque estamos hace décadas con el debate del modelo”.

Alejandra Burchard plantea que la sociedad civil debe participar activamente en las decisiones de un tema tan relevante como el agua en la localidad y la región, para lo cual se requiere un trabajo estatal multisectorial con las diversas organizaciones comunitarias, para esclarecer si el agua es un derecho humano o un objeto de consumo comercial, aunque lo que se cobra de forma privada – dice la experta – es el servicio de administración y tratamiento del elemento, por tanto lo que se requiere en el último caso, es la entrega de un servicio eficiente y de calidad a la sociedad.

Vuelve a escuchar la entrevista: viernes 24 marzo.