Clasificar noticias más compartidas en redes sociales y un instrumento para medir el estado de la convivencia escolar en un aula basado en la teoría de juegos, fueron parte de los proyectos desarrollados por estudiantes del «Campamento de Investigación B3, Bits, Bots & Behavior», para resolver algunas complejidades sociales.

Cerca de 20 estudiantes de postgrado desarrollaron en Valparaíso, en enero pasado, un desafío de investigación dirigido, junto a César Hidalgo y Ricardo Guzmán, por Carlos Rodríguez, Doctor en Economía de la Universidad de Cambridge, profesor en la Facultad de Gobierno de la UDD y co-director de su Centro para la Investigación en la Complejidad Social.

El Dr. Rodríguez, quien nos acompañó en Citoyens 102.5 FM, relató el génesis de esta incursión colectiva de científicos que “recicla gente desde las ciencias naturales a las ciencias sociales”, para resolver complejidades sociales, bajo el paradigma contemporáneo basado en las interconexiones colectivas. “Acá está en juego el comportamiento humano”, dice Rodríguez.

Más allá del “sistema de modelamiento matemático” encerrado en aulas y laboratorios, que es lo que hacen la mayor parte de los investigadores en estas áreas, el Dr. Rodríguez cuenta que – junto a otros colegas – buscaron una forma de trabajo más colaborativo bajo la modalidad de un campamento de estudiantes de postgrados, de diversas casa de estudios, para resolver desafíos mediante proyectos de innovación con énfasis en medir ciertas complejidades sociales.

La “teoría de juegos” fue un ‘caballito de Troya’ que permitió resolver dilemas sociales, a través del manejo de confianzas colectivas, un ejemplo lúdico que señala Rodríguez se produjo a través de ceder y recibir fichas en un aula como signo de intercambio de dichas relaciones sociales. Lo anterior, obedeció a un caso real relacionado con bullyng en escolares y mostró que ciertos estudiantes, sumando las interacciones que desarrollaron, los más populares realizaron menos interacciones y recibieron más fichas, y eran justamente los más agresivos, dijo el investigador de la Universidad del Desarrollo.

Estos experimentos sociales – apoyados por CONICYT y CORFO – pueden ayudar a prevenir situaciones de agresividad humana, especialmente en escolares, que a raíz de hechos tan violentos como el suicidio de un niño español de 11 años que no soportó el bullyng en su escuela, puso en jaque al sistema educativo formal, pero que despertó la curiosidad de estos jóvenes investigadores de postgrado, creando un video juego como una herramienta menos invasiva. Este proyecto ha tenido un acercamiento a la Corporación de Educación de San Bernardo con la posibilidad de ser implementado en sus escuelas, cuenta Rodríguez.

En otra línea investigativa, proyectos cercanos entre sí, mostraron “procesamientos del lenguaje natural”, en base a informaciones viralizadas entre diversas redes sociales, con monitoreo a medios de comunicación y sus efectos en los seguidores (Top Ranking News), es decir, qué se está leyendo. Otro proyecto focalizó el tema conversacional porque “una cosa es la noticia como unidad de análisis y otra es cuál es la conversación, de qué se habla”, cuyo tópico chileno arrojó una temática, sobre otros países del continente, hacia la economía, agregó Rodríguez.

Vuelve a escuchar la entrevista: viernes 5 de febrero.