Conversó con Citoyens 102.5 FM, Diego Grass, joven arquitecto de la Universidad Católica y socio de la plataforma urbana “Plan Común”, una sociedad de profesionales de varias ciudades del mundo que los une su pasión por el diseño y la ejecución de obras urbanas para mejorar los espacios públicos y privados.

Nuestro primer tema de conversación estuvo vinculado a un seminario donde convergieron expertos japoneses con arquitectos nacionales, académicos, vecinos y autoridades comunales de Providencia, Recoleta y Providencia con el fin de mejorar las respectivas experiencias del diseño y construcción de barrios.

“La experiencia japonesa en el desarrollo de barrios”, fue expuesto por Yoshiharu Tsukamoto y Sando Takuto, sobre la participación ciudadana y la gestión público-privada para el desarrollo de proyectos de arquitectura, barrio y ciudad; conectado con la realidad el sector del Barrio Bellavista.

La experiencia del “Miyashita Park”, un parque creado para las Olimpiadas del año 64, ubicado en el techo de una estructura de estacionamiento de Tokio, donde los arquitectos colaboraron con Nike Japón y la municipalidad local para volver a encantar a los ciudadanos con el parque y las mejoras en instalaciones deportivas de skate y un muro de escalada. El proyecto provocó fuertes discusiones sobre el espacio público que afectaba a las personas sin hogar, que se estaban reuniendo en el parque, el que finalmente fue reabierto el 2011 con el concurso privado –público.

Me impactó en el año 2011 – en el marco de las protestas estudiantiles – de cómo la percepción de mi país estaba cambiando y qué podíamos hacer como ciudadanos activos. Desde esa realidad decidimos fundar una oficina de profesionales para mejorar la calidad de vida de la ciudadanos.

Desde esa mirada, Diego Grass recordó el legado del Fernando Castillo Velasco a través de su frase “Todo el pueblo es arquitecto”, transformada en una instalación urbana inspiradora que se instaló – como parte de un concurso – en las Torres de Tajamar de Providencia y que invitaba a los ciudadanos a “producir” la ciudad a través de la mantención de las calles y el mobiliario urbano. Situación que les impresionó negativamente a los arquitectos nipones respecto de nuestra ciudad de Santiago.

Respecto del concepto publicado en la plataforma 0300TV “la arquitectura es al mismo tiempo construcción y contenedor de memoria”, el joven arquitecto lo relaciona con proyectos donde las animitas se deben instalar en la ciudad como un rito funerario que recuerda a personajes que hicieron aportes sociales.

¿Cuál es la ciudad ideal?
El “diezmo urbano” es un ideario que propone que por cada 9 metros cuadrados de espacio privado construido uno de ellos debiera ser dedicado al espacio público y que en Chile no se hace “para nada”, porque todo es infraestructura pero no es espacio público, dijo Grass. También, las fachadas de nuestras casas son parte de nuestra identidad y “el gesto de cortesía básica con la ciudad”.

Sobre el legado educativo a las nuevas generaciones que tiendan a tomar conciencia sobre el cuidado de la ciudad, nuestro invitado dice que tanto el programa “Becas Chile” como las universidades, por ejemplo, obligan a los becarios a estar 2 años en Chile sin hacer un aporte concreto, “casi por osmosis”.

Sobre la perdida de la identidad y la cultura local, el proyecto sobre el Cementerio General como el espacio público plano más grande de la Región Metropolitana, ubicado entre las comunas de Independencia y Recoleta, porque su valor memorial e histórico es incalculable y donde convergen en este lugar próceres“y no tan próceres”, división de clases sociales marcadas, “una ciudad en miniatura”, concluyó el arquitecto Grass.

Más información: http://www.plancomun.com

Vuelve a escuchar la entrevista: viernes 15 de mayo.