‘Las Cuatro Brujas’ hicieron cantar a miles de chilenas y chilenos en una televisión que se transmitía en blanco y negro, y cuando todavía los espacios de talento no estaban de moda. Entonces, aquella niña de 17 años que empezó sus primeras clases de guitarra, hoy siente las mismas ganas de hacer academia. Esa razón provocó que Citoyens 102.5 FM, invitara a la maestra Alicia Puccio, a conversar sobre su trayectoria y los 50 años de su academia artística.

Alicia es un torbellino imparable, porque ella no se cansa de estar a la cabeza de la academia que creó hace más de 50 años y por donde han pasado la mayoría de los artistas nacionales. “Para mí enseñar no fue un tema, no fue difícil al comienzo sobre todo, y después con la práctica, con mis amigas y todo eso, me fui dando cuenta que tenía un sistema, que tenía una metodología y que tenía resultados”, dijo la maestra Puccio.

De familia de músicos, algo de aquel ADN quedó dando vueltas en las hermanas Puccio y que provocó años más tarde, dotes artísticas insospechables que se transformaron en un camino de vida y un legado para muchos jóvenes artistas. A partir de un enamoramiento repentino por la música brasileña, Alicia formó el trío “Canta Claro” con las hermanas Victoria y María Inés De Ramón, y que junto la canción popular de la década, compartió con ‘Las ‘4 Brujas’ y ‘Los ‘4 Cuartos’, como parte de la historia del Neo-Folclore.

El método de trabajo musical – inicial – estuvo basado en las enseñanzas en la profesora Carmen Cuevas, de la que Alicia fue su alumna, con un sistema cifrado especial para escribir partituras y melodías, pero de forma más simple. Pero, tiempo después nació el actual ‘Método Alicia Puccio’, y que permitió tocar guitarra simultáneamente a 400 discípulos en su academia: “Hice cantar a este país”, dijo la maestra.

Pero en su academia no solo se han dado clases de guitarra u otros instrumentos musicales, también se han formado en el área del canto varias generaciones de jóvenes y adultos, y que algunos siguieron posteriormente como profesión o solo por diversión artística.

Su nueva casa está ubicada en Monseñor Escrivá de Balaguer 5721, comuna de Vitacura, la que reemplazó a la clásica academia de la avenida Los Leones, que durante medio siglo albergó a sus alumnos artistas. Parte de esas generaciones son artistas tales como: Myriam Hernández, Luis Jara, Daniela Castillo, Pablo Herrera, Grupo Ariztía, entre otros intérpretes destacados. Este nuevo espacio alberga salas especiales para los insustituibles ‘cafés concert’ y presentaciones artísticas de sus alumnos.

Como jurado del Festival de Viña del Mar, ella cree que hoy por hoy no es el mismo evento de la época de oro de los años 80, donde venían artistas de todo el mundo y el folclore tenía un sitial de honor, y que en dicha etapa le correspondió ser jurado internacional.

Alicia Puccio cree que las artes y las ciencias deben caminar juntas: “a los hijos se les debiera, a los chicos, se les debiera hacer una evaluación de sus intereses y encauzarlos, tanto en la parte artística como en las materias para las que de repente – espontáneamente – les gusta más, son más cercanas, yo creo que el colegio va a tener que revisar sus programas”, dijo.

Volver a escuchar la entrevista: Viernes 14 de julio.