Acero Jazz: la Agrupación musical que se reinventa con estilo propio

El ‘Big Bang de la ciudad’ es una vitrina musical del programa Oh! Citoyens Live, donde conversamos con diversos artistas y creadores para mostrar sus obras. En esta ocasión lo hicimos con la “Agrupación Acero Jazz”, banda integrada por Alejandro Gaete, Marcelo Arturo Giolitto (Batería) y Hernán Jara (Flauta) para conocer el significado más profundo de la situación de la música en tiempos de pandemia y cómo les ha afectado económicamente al mundo artístico.

La música, desde eras prehistóricas ha acompaña a la humanidad. Es un remedio infalible para evocar, conmemorar, bailar, tranquilizar y, por supuesto, disfrutar la vida. Sin duda, que los distintos géneros musicales entregan todo esto y más a cada persona de manera distinta, sin embargo, lo magistral del jazz es que pertenece a un género que puede generar tantas emociones profundas que permite profundizar y, hasta modificar melodías con nuevos estilos.

En esta entrevista, la “Agrupación Acero Jazz” nos relata sus experiencias en el desarrollo de un proyecto musical – que durante esta pandemia – ha sido compañera diaria debido a la crisis sanitaria. El arte en general y, en este caso, la música y sus creadores, han sufrido graves consecuencias. Los artistas musicales se inspiran y disfrutan con el público y ese elemento renovador de energías no ha estado presente.

“Lo más complejo -en palabras de Hernán Jara- es que para el sistema económico chileno, individualista y neoliberal nosotros no somos productores de nada, siendo que la música es el alimento para el espíritu para la gente que está alicaída, deprimida. ¿Qué ha buscado la gente, entonces? Ha buscado cosas nuevas y en ese caso, nosotros, los de la orquesta, ya recibimos un zarpazo del gobierno quitándonos un 27% del presupuesto y para fin de año, es seguro que viene otro recorte presupuestario. Eso significa que hemos tenido que asistir al Congreso para detener esta tragedia, por lo que, nosotros (lo de la Orquesta Filarmónica) hemos debido reinventarnos”

Para Marcelo Arturo Giolitto, la batería es su compañera en momentos de nostalgia o pena. A este heredero del gran maestro Giolitto, sólo le basta con subir 14 escalones para ingresar a un espacio muy especial (su estudio) el que resulta muy difícil explicarlo en pocas palabras. La experiencia musical de Giollito jr. ha estado marcada desde su infancia, primero, su abuelo, luego su padre y eso le ha permitido permearse de distintos estilos musicales, pero, siempre existen prioridades y hay estilos que gustan más que otros. En su caso, el jazz que están creando es distinto es un estilo de jazz misceláneo y, asegura, que “esto es lo que más me enriquece, sobre todo porque es sin utilizar el verbo, la palabra, y, eso permite que cada uno pueda interpretar lo que está sintiendo y, por lo mismo, asegura que “Estoy muy feliz de participar en este proyecto”.

En tanto, Hernán Jara Salas, flautista de la banda y de la Orquesta Sinfónica Nacional de Chile, cuenta que la gracia de improvisar musicalmente en este estilo es la versatilidad que él tiene con este instrumento. En este sentido, es necesario destacar que en los años ‘60, el saxofón era el instrumento más relevante en este género, así también lo es la flauta, pero, ‘Acero Jazz’ no interpreta el estilo tradicional, no tiene el esquema formal del jazz, que es tocar un tema, después improvisar y luego tocar el tema de vuelta. La estructura que tienen no es la misma que la jazzística, es más minimalista y la improvisación está en algunos momentos de la interpretación.

Jara dice que “al principio sentía temor enfrentarme a este desafío porque estaba acostumbrado a leer sinfonías y todo muy estructurado. Yo pensé que este proyecto iba a ser un poquito más suelto, así como es el jazz y me daba un poquito de miedo porque, prácticamente, uno no interpreta nunca en la orquesta sinfónica y este proyecto tiene esa particularidad porque no es jazz tradicional, aunque sí tiene muchísimos elementos del jazz, pero, incluimos ritmos más populares o folklóricos como el bolero, el Chá chá chá, el güaino, etc, y eso lo hace muy interesante”.

El tercer integrante de esta banda es Alejandro Gaete, guitarrista y compositor, cuenta con experiencia que nos remontan al pasado. Su primer trabajo profesional partió con el conocido y afamado cantautor Fernando Ubiergo y, también, con Jorge Guerra (Pin Pon) quien se presentó directamente en su casa para solicitarle que hiciera los arreglos de su disco ‘Limpiando el aire’ y, luego continuaron trabajando en más proyectos.

En el caso de esta nueva producción, la banda realiza un homenaje a la geografía humana y que fue inspirada en un gran autor y poeta del puerto de San Antonio, Ramón Acuña Carrasco (fallecido hace más de un año) quien invitó a Alejandro Gaete a realizar un homenaje a un señor que escribió el libro ‘Ocho días de un relegado’ y que es la historia del conocido abogado ligado de los derechos humanos, Andrés Aylwin. “Esa producción me dio el pie para trabajar en esto primero y comenzar a bajar geográficamente con las historias de personas y lugares como la mina El Salvador”. Es en definitiva un recorrido por el país determinado por sus complejidades históricas.

Ver más: Facebook/Oh Citoyens Live

Comments are closed.