Aguirre y Cifuentes: ciudades, estallido social y pandemias


Estallido social y pandemia. ¿Cómo ha afectado a nuestra sociedad? Para comprender los fenómenos sociales que ha mantenido en vilo a nuestro país y lo que el estallido social y la pandemia han visibilizado en nuestra sociedad, conversaron con Oh! Citoyens Live, el Dr. Nicolás Cifuentes, virólogo e investigador docente de la Universidad Autónoma de Chile y Carlos Aguirre, Constructor Civil de la Universidad Católica y director de la Escuela de Construcción Civil de la Universidad Las Américas.

Los graves problemas que ha visibilizado cruelmente la pandemia en Chile, tiene directa relación, entre otros factores, con la vivienda social y la solicitud de distanciamiento social. La ciudad lo es todo en este escenario actual.

Históricamente el urbanismo ha aprendido a construir ciudades gracias a las pandemias y a los estallidos sociales, prácticamente, desde que comienzan a construirse ciudades en la antigüedad, los procesos de daños sanitarios de estrés, han logrado cambiar la estructura de la ciudad, a veces, son concomitantes y en otras ocasiones no y de cada una de las pandemias hemos ido aprendiendo

En cuanto a la cantidad de información relacionada con la compra de vacunas para mitigar los efectos de la pandemia SAR-COV-2, que tiene un primo hermano (SAR-COV-1) permitió que estas vacunas pudieran desarrollarse con mayor celeridad que la creación de la vacuna para prevenir la enfermedad de las paperas, por ejemplo, y que tomó más de 4 años. A partir de ese instante, comenzó a producirse mucha información del tipo de Coronavirus, de hecho, han transcurrido más 20 o 30 años desde que se sabe y hay conocimiento de los tipos del virus que hoy ataca a Chile y al resto del mundo.

Para el doctor en virología y docente universitario, Nicolás Cifuentes, el problema no está centrado en la investigación e información científica que existe en relación al virus que impida fabricar las dosis de vacunación, sino en la gran burocracia que se genera en torno a ello, el papeleo, hacer ensayos clínicos: fase I, fase II, fase III, reclutamiento de mucha gente y eso tiene un costo económico muy alto.

“Lo que pasó ahora es que se abrió la sociedad científica internacional, completamente abierta y gobiernos que estuvieron decididos a poner la billetera abierta, también, y la empresa ‘Moderna’ en Estados Unidos se llevó un fondo aproximado de 950 millones de dólares para comenzar sus ensayos clínicos y este ensayo fue muy rápido porque la gente, voluntariamente, se reclutó y eso no siempre ocurre así. Estoy hablando que hay ensayos clínicos en fase I, II y III por los que tienen que pasar las vacunas involucran entre 20 y 25 mil personas y puede llegar, fácilmente, hasta las 40 mil personas. Esta rapidez nadie se la esperaba, muchos científicos no se lo esperaban y lo más importante es que no se saltó ningún paso o fase clínica de ensayo y todas las vacunas que tenemos hoy tienen sobre el 90% de eficacia, es decir, son seguras”, indicó Cifuentes.

En tanto, para el mundo de la construcción, el diseño de la vivienda, el Covid está dejando como aprendizaje, primero, que había algunos personajes que negaban los niveles de hacinamiento en Chile y que se dieron cuenta que eran evidentes y el hacinamiento, más la mala ventilación y la deficiente construcción en términos de ciencia energética nos pasaron una cuenta.

En este sentido, Carlos Aguirre, Constructor Civil de la UC y director de la escuela de Construcción Civil de la Universidad Las Américas, señala que “Hemos aprendido en término de la calidad de las viviendas, primero es que debemos bajar las tasas de hacinamiento, que vamos a tener que construir viviendas con un estándar un poquito más grandes, o sea, estos nanos departamentos de 17 a 20 mts.2, donde viven cuatro personas, nos obliga a sentarnos a pensar en cómo vamos a tener que regular esta actividad”.

Así mismo, agrega Aguirre, que, de acuerdo a lo mencionado, hay estudios que señalan cómo impactó el SARS-COV-1 en ciertos lugares de Corea en el precio de los arriendos y nosotros, ahora, estamos realizando un estudio de panel de Santiago, Barcelona para poder identificar qué pasó con ello, porque, desgraciadamente, ahí se evidenció, por ejemplo, que los elevadores y la cantidad de personas que los utilizan a la misma vez, generan una muy mala prognosis de contagio, por ejemplo, por lo tanto, vamos a tener que necesitar aplicar un límite a la densidad urbana si pensamos que esto nos va a volver a ocurrir en 10 años más. También hay un tema no menor que es con el tema de ventilación de las viviendas, otro es el tema del material particulado dentro de las viviendas. Estamos recién aprendiendo, desde otras ciencias, de qué lo que está ocurriendo, pero, miramos con muy buenos ojos todo lo que se produjo gracias al Covid-1 en Asia”.

Vea la entrevista completa en el siguiente link: https://www.facebook.com/watch/live/?v=4057920434270211&ref=watch_permalink

Comments are closed.