Semana Santa: Historias y Costumbres ancestrales para el Imaginario Popular

07_cuasimodo1
Tradición, religiosidad y culto a lo divino y a lo pagano es lo que se celebra hace siglos en Semana Santa, por ello conversó con Citoyens 102.5 FM, el sociólogo Luciano Ojeda de Cultura Mapocho, para develar algunas historias ancestrales y costumbres populares celebradas hasta nuestros días y que en el caso de muchos países, es un feriado obligado.

“La Semana Santa junto con la Navidad es la celebración más importante de los cristianos, se conmemora la vida, pasión, muerte y resurrección de Cristo. Coincide con la llegada de la primavera en el hemisferio norte y la cultura católica a través de las conmemoraciones paganas, las cuales cumplirán alrededor de 2000 años, con ritos y ceremonias”, comentó nuestro panelista.

Para el sociólogo Ojeda, originalmente la Pascua de Resurrección se relaciona con la vida después de la muerte y es una larguísima tradición. Esto se suma al calendario católico, donde el primer domingo es el de Ramos, cuando Cristo entra a Jerusalén y el segundo, corresponde a la resurrección. Este periodo coincide con la primavera en el hemisferio norte, la cual se revela en el contexto de la fertilidad, tradición romana y griega en la cual habría una unión con la resurrección y con el símbolo pagano del conejo y los huevos.

Respecto de esta tradición, “los huevos se engarzan con las fiestas paganas fenicias, donde celebraban las festividades en la llegada de la primavera. Uno de los símbolos centrales se da en la naturaleza, en la cual comienzan a anidar y aparecen los huevos. El hombre después de la glaciación, 10 u 11 mil años AC, el hombre sale del invierno lo primero que ve son los huevos, los cuales representan la fertilidad. Particularmente la Liebre más que el Conejo, porque es un animal que siempre puede ir para adelante por sus patas traseras. Hay un mito cristiano que cuando Cristo fue enterrado había un Conejo y él es quien anunciaba la resucitación”, relató Luciano Ojeda.

Alrededor del mundo también nos encontramos con tradiciones cristianas, como es el caso de Filipinas donde se autoflagelan los cuerpos como un signo potente de su cultura y de fe, además del “Judas Quemado”. Es por ello que para hablar de la Semana Santa, hay que comprender que ésta forma parte de algo mayor, esto tiene que ver con el carnaval, el miércoles de cenizas y la cuaresma, en la cual se preparan a los cristianos espiritualmente para la Semana Santa, a través del lavado de pies, las procesiones, domingo de Cuasimodo, expresó el sociólogo Ojeda.

Además, está la tradición de prohibir la ingesta de carne, asociada a la cuaresma, es una época donde se ayuna y no se puede ingerir carne de vacuno. Esta práctica se desarrolla desde la época de la Colonia, donde todos los viernes no se consumía carne, y también vinculado a la tradición ancestral del carnaval, que es un periodo donde se puede hacer de todo. “La historia cuenta que en Francia, el día martes antes del miércoles de cenizas, se realizaba la celebración del carnaval, en la cual se desarrollaban algo contrario de la Semana Santa”, dijo Ojeda.

Otra tradición cristiana es “Cuasimodo”, la corrida de Cristo. La iglesia obliga a comulgar una vez al año en un domingo de gloria, en el caso de los postrados o enfermos se les lleva el cuerpo de Cristo. El Cuasimodo es una fiesta tradicional y antiguamente el sacerdote no podía salir solo a realizar el recorrido, específicamente en el siglo XIX y es por ello que se organizan hombres a caballo para acompañar al sacerdote y proteger al Santísimo.

Otra clásica tradición de Semana Santa era aquella que se vivía en los barrios, principalmente en sus cines, donde los vecinos asistían a ver el filme: “Vida, Pasión y Muerte de Jesucristo”, hasta que aparece en los años 70 el musical “Jesucristo Súperestrella” que le pone rock, rejuvenece la historia y se transforma en un icono hasta nuestros días. Además, entre cientos de versiones, aparece la película del director Franco Zeffirelli, donde se muestra a un Cristo con una iconografía popular muy atractiva. La versión cinematográfica y musical de la vida de Jesús acerca la imagen de un Cristo más cercano a los jóvenes y eso la iglesia lo ha aprovechado muy bien como una pedagogía catequística de la religión.

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *