PhD. Jorge Babul: Siempre he sido partidario de una política del entusiasmo para generar conocimiento

07 agosto 2015 (3)
Jorge Babul, académico de la Facultad de Ciencias y Director del Programa Bachillerato Universidad de Chile, al ser preguntado sobre su motivación científica dijo que “Lo fundamental, a propósito de que trabajo en el programa de bachillerato, era que iba hacer de mi vida, me cayó la teja, ¡Investigador! Siempre le dice a los estudiantes “ustedes primero deben analizar que estilo de vida quieren, ver la actividad que desean desarrollar o estilo de vida y no la carrera”.

El Dr. Babul decide después encaminarse en el área de la bioquímica. El hecho de investigar lo hizo estar en el límite del conocimiento, estar avanzando constantemente porque siempre hay cambios, eso es lo fascinante, el maravillarse por descubrir un territorio desconocido. “Alguien dice por ahí, no dejes ni una piedra sin levantar”. Pero, al mismo tiempo reconoce que es difícil encontrar recursos para desarrollar ciencia, “Los senadores nos dicen que no nos van a dan dinero para que nosotros nos entretengamos”.

El profesor Babul motiva a sus alumnos para investigar y que se vayan más por el lado de pensar que de memorizar, los incentiva para que ellos construyan un modo de vida al hacerse siempre preguntas. Reconoce la calidad de los estudiantes que ingresan al doctorado, “tienen una buena dosis de pasión, solo hay que indicarles que deben encontrar la forma de cómo hacerse preguntas”.

El Consejo de sociedades científicas, del cual es su actual presidente, dice que es el referente científico de nuestro país, la define como una comunidad organizada con más de 30 sociedades y 600.000 científicos, incluso algunos premios nacionales pertenecen o han pertenecido a una sociedad científica. Son democráticas ya que en cada una eligen a sus directivas, inclusive, está la Agrupación Nacional de Estudiantes de Posgrados (ANIP).

Al ser consultado sobre las becas a los estudiantes de doctorados, Jorge Babul comenta que “en algún momento pasaron a Conicyt y hace pocos años se creó un programa en el gobierno de la Presidenta Bachelet denominado “Becas Chile”, con un financiamiento bastante alto, para hacer estudios de posgrado en el extranjero, en la creación de esos programas no participaron las universidades que son las que tiene los programas de posgrado, por lo tanto no hubo una planificación apropiada y nos encontramos hoy con un alto número de estudiantes de posgrado que no tiene un lugar donde trabajar.

Según Babul, en nuestro país el 80 % de la investigación se hace en las universidades. La diferencia con los países desarrollados es que allí es al revés, además hay un incentivo por ingresar a la ciencia y por participar en las empresas. Hasta el momento no habido una política de fortalecimiento en las universidades y en las empresas. Eso lo motivó a participar en la Comisión Presidencial de Ciencia para el desarrollo de Chile . Si esto existiera como una institucionalidad las cosas serían distintas.

Para este formador de nuevas generaciones de científicos, lo importante es que se debe aplicar el conocimiento. “Siempre he sido partidario de una política del entusiasmo, debe hacerse ciencia básica por una parte, para generar conocimiento, porque uno no puede aplicar conocimiento que no existe, esto es fundamental”. Además, según el dirigente de las sociedades científicas, eso tiene un impacto muy fuerte en la docencia, porque aquel que hace investigación puede enseñar mejor. El país debe hacer un plan con las universidades para que cuando vuelvan al país estos estudiantes ya formados, tengan trabajo.

¿Cómo se motiva la privados? Babul cree que hace falta más conversación entre empresarios , políticos y científicos. El principal problema del país, son las relaciones entre científicos, hay que investigar más. A pesar de los prejuicios ciudadanos, cree que entre los políticos hay algunos que tienen idea de ciencia como los senadores Hernán Larraín y Guido Girardi.

Estamos avanzando, dice el Dr. Babul, y señala que la misma Presidenta Bachelet cree que la única manera de dar el gran salto hacia el desarrollo está en el fortalecimiento de la ciencia. Sin embargo, cerca del 0,36% de PIB (mil millones de dólares) es lo que se invierte en el país, el mismo presupuesto que tiene la Universidad de Chile, “con ese dinero no se puede hacer un Ministerio de la Ciencia”, asegura Babul. Incluso, agrega que los gobiernos desde el Presidente Frei Ruiz Tagle han intentado duplicar el presupuesto pero no han podido. “Necesitamos más presupuesto para ciencia básica y en equipamiento”.

En relación a los estudiantes de doctorado que están peleando por un trabajo digno, Jorge Babul dice que ellos no tiene previsión, ni salud y eso los tiene preocupados. Se les ha tratado muy mal y no habido planificación apropiada, se les dio beneficio a los que estaban en el extranjero, sin embargo, los estudiantes que estaban investigando en Chile no corrieron la misma suerte, por eso protestaron bajo el eslogan “Ciencia sin Contrato, comenta el Dr. Babul.

“No escucho decir qué país queremos, porque si sabemos que país queremos la gente puede tomar decisiones”. Necesitamos – dice Babul- una institucionalidad estable y que sea desde el Estado y no de los gobiernos de turno. Para rellenar todos esos espacios que se necesitan para beneficiar a la gente.

Finalmente el Dr. Babul expresa su satisfacción respecto de la tarea que realiza el Programa Explora Conicyt con la iniciativa “1000 Científicos y 1000 Aulas”. “Me parece fantástico, pero cuando son pequeños andan a la siga de uno y cuando crecen un poquito y piensan, preguntan ¿oiga profe y cuánto gana usted? ahí se les acaba las ganas de ser científico”.

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *