Periodista bloguera comparte sus tips de lugares y comidas tradicionales para septiembre y todo el año

MEGirardin web
“Escribo, y todos escribimos todo el día. Ya sea en un cuadernillo, en el notebook, el celular o en un post it de colores. Porque soy periodista, porque viajo, porque me gusta escribir, comunicar y porque lo hago después de años de compartir mis experiencias, mis datos y opiniones en Facebook, Twitter o Instagram, y de escribir de viajes y gastronomía en revistas como In de Lan o el diario La Tercera en Chile”. Por eso, Citoyens 102.5 FM conversó con la periodista y bloguera María Estela Giradin, para saber en primera persona sobre lugares y comidas tradicionales.

Septiembre, gracias a su generoso clima, otorga posibilidades que mezclan temperaturas más cálidas y permite celebrar el cumpleaños independentista de la Patria. Por eso nuestra invitada está feliz: “Por fin llegó septiembre! Me gustan estas fiestas, es de las pocas que yo creo que el chileno vibra, se manifiesta, se relaja, a veces mucho”, dijo la periodista. En este aspecto, la celebración es masiva y popular porque arranca desde las oficinas a galpones y barrios de todo el país. Es el encuentro de viejas y nuevas generaciones que le hacen collera a la cueca brava, chora o porteña, pero también a la clásica cumbia ‘chilensis’ o el regaetton en fondas, ramadas o en el patio de la casa.

La invitación de María Estela es para que conozcamos “más allá” a quienes son un patrimonio vivo en los barrios y ciudades que visitamos. No todo es fotografiar las arquitecturas, las calles y los edificios históricos. Hay que descubrir las personas que están detrás de las estructuras, esta cronista de viajes por casi todo el mundo señaló que los turistas no retratan la esencia del paisaje humano y geográfico, “el Santiago que se mira, o sea, la gente va y se toman la selfie y se toman las selfie de ellos mirando el Santiago atrás”, recalcó.

La experta en viajes dijo que hay datos que no se le dicen a los visitantes, por ejemplo en los mapas enuncian la Avenida del Libertador Bernardo O´Higgins y en la ciudad capital todos le dicen simplemente ‘Alameda’; también están los modismos tales como ‘al tiro’, las ‘onces’, hueón-weón o el ‘cachai’ que los extranjeros no conocen y no entienden al principio de su aterrizaje turístico. Para llevarse ‘recuerditos’ del país, en las mal llamadas ‘Ferias de Artesanías’ lo que más venden son souvenir extranjeros de China o de la India. Chile es un laboratorio de sismos y terremotos que suceden durante todo el año y en diversas regiones, no hay para donde arrancar.

Sobre ciertos hitos importantes de picadas populares y ‘cuicas’, dijo la cronista gastronómica, que se encuentran en muy diversos barrios: ‘El Liguria’ con su borgoña inigualable, el ‘Formentera’ en la calle Las Urbinas, el ‘Barrica 94’ en el Barrio Bellavista, el Barrio Lastarria tiene los mejores cafés del mundo en la ciudad, el centenario ‘Hoyo’ de Estación Central ofrece el mejor ‘terremoto’. La clásica ‘Fuente Alemana’ y ‘La Piojera’ siguen perseverando en el inconsciente colectivo. Hacia el sector poniente se encuentra un bar clandestino, entre la calle Bandera y el Metro Cal y Canto, que es una picada muy acudida por turistas y curagüillas para degustar el borgoña y el pipeño auténtico.

Chile es un país de creativos ‘sanguches’, con el reinado del ‘chacarero’ y sus porotitos verdes frescos, éstos no puede dejar de estar presentes en la ‘Fuente Alemana (Alameda 58 y P. de Valdivia 210), el ‘Lomit’s’ (Providencia 1280), el ‘Baco’ (Nueva de Lyon 105), el Rivoli (Nueva de Lyon 77), y la ‘Confitería Torres’ en la calle Dieciocho Nº 27.

Si viaja a Concepción, un parada obligada es la ‘Casa Molen’, al llegar a Rancagua, que hace un buffet chileno con exquisiteces como el conejo escabechado y el pastel de choclos. Antes de llegar a Curicó, cerca de Teno, hacia Romeral la picada llamada ‘el Colo-Colo’ ofrece con pachorra su ‘chancho en piedra’ y la reina de todas sus comidas: “La Plateada’, con un postre de membrillo con murta al jugo. En Chillán, un paso obligado es visitar el Mercado Central, local Nº1, para comer cazuelas o longanizas con puré picante.

En Santiago, para los rezagados, está el ‘Palacio del Poroto con Riendas’, ubicado en calle Amengual 494 (Estación central), y en el Mercado de Franklin; pero una picada única de comidas populares es el ‘Grandioso Caballo de Palo’, situado en calle Cartagena 4148, en Cerrillos. ‘La Fogata del Pescador’, situada en la Caleta del Membrillo, Valparaíso, ofrece en cada Fiestas Patrias, merluzas fritas para todo el público visitante.
Más informaciones: Blog de MEG

Vuelve a escuchar la entrevista: Viernes 15 de septiembre.

 

 

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *