Patrimonio y Sitios Históricos: “El tema de Memoria y de Derechos Humanos es de todos”

foto TERESA_MARGARITA_ANA PAZ
La Comisión de Patrimonio Histórico del Consejo de Monumentos Nacionales, CMN, se encarga de las declaratorias de “Monumentos Históricos” con carácter conmemorativo. Se trata de aquellos espacios ligados a la memoria de las violaciones a los derechos humanos que ocurrieron durante la Dictadura Militar (Sitios de Memoria). Citoyens 102.5 FM conversó con Teresa Monardes, de la Agrupación Divina Providencia en Antofagasta; Margarita Romero, ex Presidenta de la “Corporación Parque por la Paz Villa Grimaldi” y Presidenta de la Asociación por la Memoria y los Derechos Humanos “Colonia Dignidad”, y Ana Paz Cárdenas, Secretaria Técnica del Consejo de Monumentos Nacionales.

Ana Paz Cárdenas, Secretaria Técnica de la entidad gubernamental, explicó la importancia que tiene la memoria colectiva para una nación: “es relevante poder recordar nuestra historia para poder avanzar en el futuro y efectivamente el nombrarlos o denominarlos como patrimonio nacional hace que nos acordemos de que en nuestra historia reciente hemos tenido estos terribles episodios y por lo tanto no nos podemos olvidar de ellos, y parte de este recuerdo, en el fondo, y de otorgar de significación los sitios donde ocurrieron estos hechos tan atroces tiene que ver con la protección, en que en el fondo todos los chilenos recordemos lo que ocurrió para que esto no vuelva a ocurrir nunca más”.

Margarita Romero, dirigente de algunas de las agrupaciones involucradas en sitios de memoria, explica el sentido de estas historias vivientes, en el caso de Villa Grimaldi “son las propias víctimas quienes comienzan a relatar la historia de lo que allí sucedió y comienzan por supuesto, ex prisioneros políticos, sobrevivientes del lugar y familiares de personas desaparecidas o ejecutadas o torturadas en el lugar, quienes reciben a las visitas y quienes transmiten la historia del lugar, no es cierto, pero inserta en lo que fue el pasado reciente de nuestro país”, en el contexto socio histórico de una dictadura de 17 años que practicó el terrorismo de Estado en más de 1.000 recintos de detención y tortura.

Por ello, la educación en Derechos Humanos hacia las nuevas generaciones es vital para sanar la memoria viva del país, explica Margarita, lo que significó ampliar los públicos en Villa Grimaldi para llegar a más de 10 mil estudiantes por año, con el fin de complementar su formación cívica, pero que también permitió abrir los relatos a las familias visitantes de todo el país.

Desde el CMN, Ana Paz, explica que la recuperación y conservación de sitios de memoria desde 1996, con la declaratoria de los Hornos de Lonquén, hasta el 2015, donde sólo existían 12 sitios de patrimonio histórico, sin embargo, con énfasis mayoritario en la Región Metropolitana, lo que permitió que la entidad de gobierno agregara declaratorias en regiones: “esto no sólo pasó en la capital, esto pasó a lo largo de todo el país y es por eso hemos declarado hasta la fecha, 10 sitios de memoria, 2 archivos y estamos en espera de 4 decretos más”, dijo la encargada del Consejo.

Respecto de la experiencia en Antofagasta, Teresa Monardes, relata que la experiencia de trabajar con jóvenes para levantar los sitios de memoria fue muy rica, ya que los estudiantes no tenían vinculo directo o indirecto con casos de derechos humanos, pero sí mucha conciencia social. “Lo que ocurrió ahí fue un fenómeno muy ligado a una relación transgeneracional”, agregó la dirigente de Derechos Humanos.

La mesa de Derechos Humanos ha involucrado a organizaciones civiles y el Programa de Derechos Humanos del Ministerio del Interior, a través de una metodología que ha permitido rescatar ciertos valores educativos y sociales en el formato de la “pedagogía de la memoria”.

La mayoría de los sitios de memoria no tienen un financiamiento para su mantención, excepto Villa Grimaldi, Londres 38 y Paine, los que a pesar de tener personalidad jurídica sobreviven gracias a la donación voluntaria de los familiares y amigos, además de algunos fondos concursables y el invaluable apoyo de la declaratoria del CMN, lo que permite a los privados no transformarlos en sitios de turismo comercial o en eventos recreativos.

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *