M. Zúñiga (Chiletec): estamos llenos de RUT falsos que conviven con la identidad definitiva


El formato numérico que utilizamos en la actualidad para los RUT/RUN fue creado en la década de los ‘70 con una población aproximada de 9 millones de habitantes. Hoy ya nos acercamos a los 19 millones de personas. Citoyens 102.5 FM conversó con Marco Zúñiga, Director Ejecutivo de la Asociación de Empresas Chilenas de Tecnología, Chiletec, sobre la complejidad que implica el vencimiento del Rol Único Tributario (RUT), y que posee el mismo código numérico del Rol Único Nacional (RUN).

Más que la caducidad de las series numéricas del ‘RUT/RUN’, el problema de Chile – dijo Zúñiga – tiene que ver con la identidad que utilizamos para resolver trámites sociales y administrativos. Pero, en la actualidad este identificador no resuelve todos los problemas, de hecho existen códigos digitales para la filiación en redes sociales, bancos, y otras acciones comerciales e institucionales.

El Registro Civil otorgaba identidades numéricas hasta los 32 millones para personas naturales, sin embargo, citó Zúñiga, su nieto recién nacido ya ocupó la cifra de 27 millones, es decir, con la tasa actual de nacimientos e ingreso de inmigrantes “estamos quemando” del orden de los 400 mil dígitos por año. Aunque el organismo estatal amplió la identidad hasta llegar a los 48 millones para identidades unipersonales, a juicio de Chiletec, ello significa estirar un poco más el ‘chicle’ y dejarle el problema a las futuras generaciones.

Las personas jurídicas utilizan en la actualidad series numéricas sobre los 48 millones. Sin embargo, el stock para el formato actual posee una complejidad a la que no se le ha dedicado la reflexión y operatividad suficiente, agregó Zúñiga. “El impacto que tiene para el país es enorme, imagínense la cantidad de formularios, de sistemas, todas las operaciones que están asociadas al tema de los RUTs”.

Otro desafío que subyace es la concesión de los “RUTs temporales o ficticios” a inmigrantes y sus familias, que son utilizados normalmente en escuelas o centros de salud pública, o para el sistema de cotizaciones previsionales. Esto quiere decir que estas personas poseen varios identificadores, lo que explica la ambigüedad administrativa y jurídica que convive entre la numeración temporal y la definitiva.

El Director Ejecutivo de Chiletec explicó que el tema de “identidades falsas” es aún más complejo que el stock de RUTs, por lo cual hay que crear “tablas de conversión” entre ambos sistemas, lo que aumenta los costos operacionales, retarda la efectividad funcional e impacta en la calidad de atención a los ciudadanos, aclaró.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico​ (OCDE), le ha recomendado a nuestro país, y dónde también ha participado Chiletec, que: “definan de una vez por todas una estrategia de identificación nacional que les permita ir resolviendo todos estos problemas” – explicó.

La experiencia en otros países – según el representante de Chiletec – marcha desde hace tiempo por otros caminos. En España y Argentina se usa un identificador denominado ‘Documento Nacional de Identificación’ (DNI), para personas naturales y por otro lado, se crearon códigos numéricos especiales para las personas jurídicas con fines tributarios.

Los representantes de Estonia, España y Uruguay, durante un encuentro realizado el 2017, explicaron cómo el tema fue abordado en un acuerdo nacional entre el sistema público y el privado, es decir, fue una decisión de Estado, relató Zúñiga.

Aunque el desafío tecnológico es complejo para Chile, ya existe un equipo multidisciplinario con representantes de gobierno y el sector privado, que viene trabajando desde hace un tiempo para mejorar los sistemas actuales de identificación nacional, y al igual que Europa, la tendencia universal que se viene es que para cada trámite en empresas o instituciones públicas se utilicen códigos de identificadores únicos, pero bajo una “interoperabilidad” tecnológica común.

Más informaciones: www.chiletec.cl

Vuelve a escuchar la entrevista: viernes 4 de mayo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *