Laguna de Aculeo: la sequedad que extingue siglos de patrimonio ambiental y cultural


El 8 de mayo de 2018 pasará a la historia como la fecha en que la hermosa ‘Laguna de Aculeo’ (*) se secó. Hasta el momento no están claros los motivos, pero la autoridades y los vecinos lo asocian a la falta de lluvias. Un proyecto multidisciplinario de investigadores y una empresa aceptaron el desafío de recuperar la sustentabilidad hidrográfica. Citoyens, 102.5 FM conversó con el hidrólogo de la U. Chile, Pablo García, y el gerente de la Consultora ‘MAS Recursos Naturales’, Felipe Martin, respecto de la sequedad del hito acuífero y la aplicación de un estudio multisectorial.

Hace 10 años esta reserva de agua alcanzaba profundidades por sobre los 8 metros, en un radio de 12 kilómetros cuadrados, por tanto, los vecinos podían vivir sin problemas de sus cultivos y el turismo de deportes acuáticos. Pero, el 2018 ya había descendido a los tres kilómetros. En el escenario actual, las autoridades señalan que dicho fenómeno se debe – entre otros aspectos – a la falta de lluvias, al fenómeno inmobiliario con parcelas de agrado, y a las plantaciones de cerezos que extinguieron el recurso hídrico.

El diagnóstico sobre la sequedad de esta laguna, según el hidrólogo, obedece a múltiples factores: crecimiento exponencial de un 45% de grandes paños de cultivos agrícolas, malas prácticas en el uso del agua y la falta de lluvias. Lo importante, es comprobar a ciencia cierta sobre las causas que provocaron la escasez de agua en este sector de la comuna de Paine – indicó García.

Para ello, un Fondo de Innovación para la Competitividad (FIC-R) del Gobierno Regional Metropolitano, permitirá a la Universidad de Chile llevar adelante un proyecto de investigación multidisciplinario que recupere la sustentabilidad del lugar, con cerca de $100 millones de pesos que permitan realizar el levantamiento de causas, el proceso de comunicaciones y cultura ambiental, y la proyección de ingeniería, en 12 meses.

Pablo García Chevesich, Doctor en Bioingeniería y Máster en Hidrología y Manejo de Cuencas de la Universidad de Chile, es el jefe del proyecto que deberá buscar las causas que están provocando la escasez del recurso. Además, el estudio también cuenta con la experiencia de la Consultora ‘MAS Recursos Naturales’, con su gerente a la cabeza, Felipe Martin, un agrónomo que estará con su equipo a cargo de caracterizar el acuífero mediante un balance hídrico, midiendo sus niveles de agua de entrada y salida en el sistema, y desde dónde se extraerá el vital elemento.

Un primer diagnóstico estableció que no hay ríos que abastezcan directamente el acuífero, pero en sus cercanías se encuentra el estero Puntué y el canal Aquilino. En este sentido, “actualmente ambos aportan 100 litros por segundo a la laguna gracias a la gestión del alcalde, además, se espera canalizar para aumentar en 1.000 litros” – agregó el agrónomo.

Este acuífero es un lago subterráneo que se secó por la sumatoria de muchos factores humanos y naturales. “Lo primero para recuperar esto, es que hay que disminuir el consumo, para eso hay que cambiar la cultura de la población y valorizar el recurso”– dijo García.

“Tenemos a uno de los más importantes hidrólogos a nivel mundial para dar solución, los trabajos de ingeniería no dan susto, el tema es aunar recursos de toda la gente que está involucrada, todos debemos trabajar en la misma línea”, explicó Martin.

La metodología del proyecto está dividida en tres áreas de intervención, la primera de ellas es una mesa de trabajo con diversos actores sociales para generar un cambio cultural y ambiental en la población, y por último, desde lo más técnico, estudiar desde dónde y cómo se trasladará el recurso hídrico, indicaron ambos coordinadores del proyecto.

“El estudio dará los montos para hacer la infraestructura en acumulación de agua. En este caso el acuífero hay que recuperarlo artificialmente. El cambio climático llegó para quedarse y frente a eso hay que invertir en infraestructura, crear una carretera hídrica, unir el país entero para poder trasladar el agua a zonas más secas. No hay país desarrollado que no tenga conectividad hídrica”, según aseguró Felipe Martin, Gerente de la Consultora ‘MAS Recursos Naturales’.

Vuelve a escuchar la entrevista: viernes 25 de mayo.

(*) La laguna obtiene su nombre del mapudungun “Acum-Leu” (Donde finaliza el río).

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *