Dra. Denegri (UFRO): “el consumo ha cambiado las relaciones de los padres con los hijos”

Dra. Marianela Denegri

La Educación financiera ciudadana es una necesidad del siglo XXI y especialmente en una sociedad neoliberal como la nuestra que busca entregar conceptos y herramientas a todas aquellas personas, especialmente a adolescentes, para reflexionar sobre el sistema económico actual, y acerca de hábitos y estrategias de recursos económicos, buscando un consumo crítico, responsable y eficiente. Por ello, conversamos con la Dra. Marianela Denegri, académica de la Universidad de La Frontera (UFRO), sobre el estudio del consumo desmedido en adolescentes y los cursos de “Educación Financiera”.

La investigación realizada por la UFRO, a 400 adolescentes de 14 a 16 años, da cuenta que un 44,7% que son austeros y racionales al momento de consumir, 30,7% satisfechos con su vida y austeros, sin embargo hay un 24,6% influenciables por amigos y por el mercado. En este sentido, la académica dijo que la sociedad neoliberal cambió la forma de mirar y encarar la vida, “nos cambió el eje, o sea, de una sociedad que era bastante austera y más centrada en el ser, pasamos a una sociedad centrada en el tener, porque el modelo se basa en el consumo”.

El endeudamiento es un verdadero dolor de cabeza para la mayoría de las familias. Pero es una ecuación compleja, porque si bien el consumo es un vector esencial del modelo económico actual, la imposibilidad de cancelar las deudas aminora el mismo consumo, señala la Dra. Denegri. Respecto a la fiebre consumista, agregó que el modelo “instaló el consumo como centro de nuestras vidas y eso pasa en todas las edades”, dijo la psicóloga social.

Pero, investigaciones anteriores realizadas por esta misma casa de estudios indican que en el caso de los adultos la radiografía no es muy diferente, ya que según la experta, los adultos son tan analfabetos financieros como los jóvenes: “también el consumo ha cambiado las relaciones de los padres con los hijos, porque nos ha enseñado que ser buen padre es dejar que al niño no le falte nada, y ese ‘no le falte nada’, son cosas materiales”, como indicador de buena o mala paternidad, acotó Denegri.

Según los parámetros de la OCDE, 15 países involucrados adquirieron un compromiso ético y moral frente a los ciudadanos para el diseño y ejecución de una ‘Estrategia Nacional de inclusión en Educación Financiera’, hecho que también asumió Chile. Recién constituida la comisión que iba a crear este proyecto país, se avanzó también en ‘educación financiera y formación ciudadana’ para el currículum de educación media, pero según la investigadora de la UFRO, no todos los docentes están preparados para este desafío: “nosotros hemos estado trabajando con profesores y efectivamente el nivel de analfabetismo financiero en los profesores es alarmante”, recalcó.

¿Qué significa ser consumista? La Dra. Marianela Denegri define este concepto tan socializado, pero muchas veces incomprendido por la mayoría ciudadana. Al respecto dijo que el ‘ser consumista’ es cuando una persona intenta disfrazar sus deseos con necesidades artificiales y a veces lejanas a la realidad.

Sin embargo no todo está perdido, dijo la Dra. Denegri, ya que junto a la Universidad de Chile, la Universidad de la Frontera ha capacitado cerca de 7 mil estudiantes de latinoamérica en su primera versión de ‘Educación Financiera Ciudadana’, vía online, gratuitos y con certificación de ambas entidades de educación superior.

En esta capacitación se abordan temas tales como: conceptos básicos financieros y económicos, tasa de interés, manejo de facturas, CAE, entre otros ítems, pero además se agregan capítulos valóricos y actitudinales hacia el consumo. Lo anterior, se debe a estudios realizados por UAbierta y donde se detectaron casos en que, paralelo al conocimiento técnico financiero, lo que falla finalmente es la actitud reflexiva tanto de jóvenes como de adultos, explicó Marianela Denegri.

Más informaciones en: www.uabierta.uchile.cl

Volver a escuchar la entrevista: Viernes 13 de octubre.

 

 

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *