Dr. Zepeda: Eunacom no mide calidad de egresados de medicina ni profesionales extranjeros


Según el Senador Alejandro Navarro, cerca de 2 millones de personas se encuentran en lista de espera por un médico o cirugía; 100 mil muertes ocurrieron en los últimos 10 años aguardando su atención y 258 alcaldes piden traer profesionales extranjeros. Dada la conotación de este tema de salud pública, Citoyens conversó con el Dr. Ramiro Zepeda del Colegio Médico de Chile y Gastón Troncoso, Relacionador Público de la Asociación Nacional Científica de Estudiantes de Medicina, Anacem Chile.

El ‘Eunacom’, examen único nacional de conocimientos de medicina, implementado por la Asociación de Facultades de Medicina de Chile, Asofamech, pretende “estandarizar los conocimientos básicos de los médicos que están ejerciendo en el país”, dijo el Dr. Zepeda, y reemplaza la antigua medición realizada por la Universidad de Chile a extranjeros. El procedimiento actual ha sido cuestionado no solo por agrupaciones de profesionales chilenos y extranjeros, sino que también por la Organización Panamericana de la Salud, OPS.

Este examen nacional consiste en 180 preguntas de alternativas, las que deben ser respondidas en un promedio de una respuesta por minuto y que muchas veces se hace en condiciones ambientales poco óptimas. Los contenidos versan en cuatro grandes categorías de la medicina universal: ginecología obstetricia, cirugía, pediatría y medicina interna, además de especialidades de salud pública.

¿Pero dónde se encuentran los reparos con Eunacom? Según el director de docencia e investigación del gremio galeno, cuando nosotros vamos al médico nos fijamos principalmente en que “nos mire a los ojos, que nos escuche lo que nosotros estamos tratando de relatar, que nos explique las dudas que nosotros tenemos, y que después de todo eso, nos haga un diagnóstico correcto, y nos de un tratamiento en el cual nosotros también asintamos”, lo que no es medido por el ‘Eunacom’, agregó.

Aunque dicho test facultativo maneja la lógica estructural de una PSU o SIMCE, y que se ha instalado fuertemente desde los paradigmas de la educación estatal, en una suerte de ejercicio por llevar al formato netamente teórico aquellas evaluaciones de carácter práctico, como la medicina, ésta no logra medir con certeza la calidad de los profesionales, señaló el representante del Colegio Médico.

Las evaluaciones a las que son sometidos los estudiantes de medicina en el país tienen un carácter de ‘filtro complejo’, desde que rinden la prueba de ingreso universitario hasta los internados propios de la carrera, muchos de ellos eminentemente prácticos. Gastón Troncoso señaló que Eunacom desgasta más de lo que aporta a la formación profesional, dado que “estamos perdiendo horas importantes de práctica y atención con los pacientes, porque esta prueba es altamente entrenable, acotó.

Otro escollo relevante que presenta el Eunacom es que entre el informe de la OPS (2018) y los lineamientos señalados por el Ministerio de Salud, MINSAL, existen incoherencias entre las preguntas del examen nacional y aquellos contenidos ministeriales declarados y que – además – no se condicen con la realidad sanitaria del país, declaró el Dr. Zepeda.

En otro ámbito, Manuel Araneda, de la Asociación de Médicos Extranjeros, dijo a la prensa que existen brechas entre los profesionales foráneos y los nacionales, y que las altas tasas de reprobación (73,2%) se debe a la falta de preparación previa, porque el médico extranjero que trabaja en la atención primaria tiene un mínimo acceso a capacitación.

Troncoso, desde la vocería estudiantil, que agrupa a cerca de 14 universidades, se pregunta si todos los médicos en Chile aprueban con el mínimo de calificación que exige la autoridad. Por ello, dijo que “deberían haber pruebas transversales a todas las universidades, o sea, no puede ser que la formación pre-clínica (primeros cinco años), no sea evaluada” y todo se remita a pruebas teóricas como la Eunacom, aclaró.

Finalmente, el examen nacional tiende a medir la realidad epidemiológica de Chile, y de los estudiantes de medicina recién egresados, habiendo ya realizado un internado intensivo de dos años en el sistema, por tanto, cualquier extranjero que no conoce dicha realidad está en desventaja frente a sus pares, aclararon ambos invitados.
Vuelve a escuchar la entrevista: Viernes 6 de abril

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *