Dominus Capital: Dónde están los sectores más apetecidos para las Inmobiliarias del Gran Santiago?

Vero_Lepe_MRiquelme2
Para aquellos vecinos que desean vender sus propiedades en un sector residencial antiguo a una inmobiliaria no es una decisión fácil. A la venta de las viviendas de toda una vida se suma que todos los propietarios deben estar de acuerdo y llegar a negociar colectivamente de la mejor manera con la empresa compradora. Si alguien se niega, la venta ‘se cae’ y es ahí cuando parten las presiones inmobiliarias. Citoyens 102.5 FM no quiso estar ajeno a este fenómeno de actualidad urbana y social, y conversó con el director Comercial de ‘Dominus Capital’, Manuel Riquelme, sobre cómo es el proceso de negociación entre ciudadanos e inmobiliarias.

Van a su casa, hacen llamados telefónicos, envían correos electrónicos y dejan publicidad por debajo de la puerta. Son un sin número de formas por las cuales las inmobiliarias buscan comprar estos apetecidos paños de terrenos. Las empresas necesitan siempre más de una vivienda para construir un edificio, y es por ello que se conversa con todos los propietarios sin que aquello implique necesariamente un ‘happy end’, además, no siempre los vecinos van a recibir el mismo precio por metro cuadrado, en esto influye mucho la ubicación y el entorno barrial.

En Santiago quedan pocos terrenos habilitados para construir en altura, si los vecinos quieren vender porque están prontos a recibir una estación del Metro, el director Comercial de Dominus Capital aconseja que: “antes de vender el propietario debe conseguir un certificado de informaciones previas, básicamente es un informe de densidad, cuánto se puede construir en su terreno, etcetera. Dicho documento lo pueden solicitar en la municipalidad, lo importante es saber que hay una escasez de terrenos y eso hace que su valor suba, y en distintas comunas pasa algo parecido”. A esto se anexa una tasación de la vivienda o terreno con el respectivo aprovechamiento urbanístico de la propiedad y su potencialidad futura.

En estos últimos años se observa que las inmobiliarias se están movilizando a zonas más periféricas ya que allí los terrenos son más baratos, a diferencia de la zona Oriente donde se duplica y triplica el valor de la superficie. Por ejemplo: Vitacura oferta su metro cuadrado en 100 UF, mientras que en la comuna de San Miguel no supera las 55 UF. Para Riquelme “las inmobiliarias tratan de pagar la mayor cantidad posible, ofrecen precios atractivos y es difícil que la gente no venda”.

La presión de compra-venta es tan alta que en gran medida los vecinos se han visto afectados por la fuerte explosión inmobiliaria en sus barrios y han denunciado permanentes hostigamientos o acoso inmobiliario (mobbing). Además, se suman otras formas de actuar, como es el caso de algunas empresas del rubro que compran un inmueble ubicado en un paño territorial estratégico y las arriendan hasta que los vecinos deciden ponerse de acuerdo o cuando cada uno comience a vender. El problema está – según Riquelme – en que no se puede negociar con ninguna otra inmobiliaria paralelamente ya que fue “pinchado” anteriormente el paño y según el negocio inmobiliario el que ‘pincha’ primero se queda con el terreno y los vecinos sólo pueden negociar con la primera empresa.

Frente al tema patrimonial de barrios, el director Comercial de Dominus Capital es enfático en señalar que las inmobiliarias deberían destinar un ítem especial para construir plazas de juegos infantiles o sedes sociales, y así potenciar la vida de barrio, aunque “hoy las personas tienen poco tiempo y quieren vivir cerca de todo”.

Riquelme al ser consultado sobre la falta de ética empresarial cuando, sin importar que exista o no un plano regulador comunal, las inmobiliarias comienzan a construir sin pensar en la calidad de vida de los ciudadanos, responde que es “el Estado quien debe poner la limitante y regularlo. Hay muchas inmobiliarias que están haciendo edificios más bajos – justamente – con objeto de mejorar la calidad de vida”.

Volver a escuchar la entrevista: Viernes 24 de noviembre.

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *