CeTA se propone mejorar alimentos saludables, industria del agro y exportaciones con valor agregado

Franco CeTA 1
CeTA nació hace poco más de un mes como un centro para la innovación en alimentos con el fin generar mayor valor agregado en el sector agrícola y dinamizar la industria mediante el desarrollo y escalamiento comercial de nuevos alimentos saludables. Dada la importancia del tema en la ciudadanía, Citoyens 102.5 FM conversó con el académico de la Escuela de Ingeniería de la UC, y director del ‘Centro Tecnológico para la Innovación Alimentaria – CeTA’, Franco Pedreschi, sobre alimentos saludables, exportaciones alimentarias y transgénicos.

Este proyecto es el resultado de una alianza estratégica entre las universidades Católica, de Chile, de Talca y de La Frontera, junto a las Fundaciones Fraunhofer y Chile, apoyados por CORFO. Su misión es la de proveer tecnologías y articular capacidades para mejorar la cadena de producción de alimentos, uniendo la academia con el sector empresarial, a través de la generación de innovación más desarrollo sustentable, dijo el investigador.

El propósito es que “a través de la innovación duplicar en 10 años, aproximadamente, las exportaciones de Chile”, con el fin de agregar valor a los ‘productos de nicho’ más allá de los commodities o materias primas como bienes transables en el mercado de valores, con alta sofisticación y diversificación, mediante procesamientos innovadores, agregó Pedreschi.

El ‘pilotaje experimental’ es clave en la mediación entre los productores y la academia, y sus respectivos equipos de investigadores, junto a la industria y su respectivo estudio de mercadeo. “Si tú quieres competir en las ‘grandes ligas’ tienes que integrar toda la cadena de valor del producto, no solo el producto final”, insistió el Director de CeTA. Esto significa que cada uno de los detalles del proceso deben conocerse con minuciosidad, desde la generación del alimento, materias primas y su habitat, hasta la logística interna y final de exportación a los mercados.

La alimentación saludable tiene un costo adicional que todas las familias no están en condiciones de absorber, en ello hay factores económicos que son claves, “CeTA es un proyecto-país fundamental para esto, porque no solo integra gente de la industria sino que también integra a las universidades que son, que tienen, el deber de transmitir sus conocimientos a toda la población para que los puedan utilizar”, expresó el ingeniero de la UC.

Una inquietud ciudadana se condice con que en el mercado interno se venden alimentos poco saludables, al respecto Pedreschi aclara que ello no es totalmente cierto, ya que en países muy desarrollados como Noruega se solicitan productos de alta sofisticación y pueden pagarlos, en el caso chileno serían costos muy difíciles de financiar por las familias, no implica que para el mercado interno se ofrezcan alimentos que puedan producir un daño a la población, puntualizó.

Otro factor que está modificando la ingeniería alimentaria, agregó el invitado, es el cambio climático, ya que en la actualidad los mares están altamente contaminados con metales pesados o en el caso de la tierra está cada vez más erosionada. La sustentabilidad es clave en el proceso productivo de inocuidad para los alimentos vegetales, no se trata solo de cuidar el producto sino que también monitorear el entorno en que se desarrollan, señaló el académico.

El arte del buen chef se entrecruza con la ciencia de la ingeniería gastronómica en una dualidad virtuosa que cada vez resulta más sofisticada, y con un costo a veces difícil de costear. Sin embargo, es un fenómeno que llegó para quedarse entre nosotros. “Es como combinar el arte con la ciencia (…) en el futuro, ojalá, que en lugar de estar exportando frutas, exportemos gastronomía, y esa es una marca país”, enfatizó el experto.

Un tema muy controversial es el alimento transgénico, lo que el invitado explicó como el fenómeno de modificación genética al ADN, como en el caso de la oveja que se le cambia un gen para que realice una función productiva mejorada, por ejemplo dar mejor leche, pero que es muy difícil cuantificar – como en el caso de los medicamentos – sus efectos secundarios a corto plazo. Casos transgénicos como la soya argentina, el 85% del maíz, alfalfa, canola y la remolacha norteamericana, o la papa utilizada en los Mc Donalds, son parte del menú que se exhibe en las mesas del mundo bajo la premisa del mito urbano y la investigación científica.

Mayores informaciones: www.ceta.cl

Volver a escuchar la entrevista: Viernes 20 de octubre.

Pin It

One thought on “CeTA se propone mejorar alimentos saludables, industria del agro y exportaciones con valor agregado

  1. Pingback: Ceta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *