Arqueólogo Stehberg: los españoles fundaron Santiago sobre una urbanización indígena extraordinaria

santiago incasico
A 477 años de la Fundación de Santiago, y a partir del trazado urbano del Alarife de Gamboa, cabe preguntarse, qué había a la llegada de los conquistadores. En el año 2012, dos investigadores chilenos afirmaron que a la llegada de los españoles a este territorio, éste ya era una importante sede del Imperio Cusqueño. En este contexto, Citoyens 102.5 FM conversó con el arqueólogo del Museo de Historia Natural (MHN), Rubén Stehberg, sobre el asentamiento incásico que sirvió de base al diseño del expedicionario y luego Gobernador, Pedro de Valdivia.

Este investigador, aclaró que: “hubo algunos grupos en Chile que opusieron tenaz resistencia y otros que se incorporaron, yo diría voluntariamente, porque por ejemplo en el Valle del Mapocho son muy escasos los ‘Pucarás’, los centros defensivos (…) porque en otros valles, por ejemplo el Valle del Cachapoal y el mismo Valle Aconcagua, parece que hubo parcialidad indígena que opusieron una tenaz resistencia”.

Durante el periodo del Tawantinsuyo se hicieron grandes avances en infraestructura vial en el territorio, que unió el Valle del Mapocho con el Camino del Inca a través de la denominada ‘carretera andina’, además de grandes acequias y canales de regadío de varios kilómetros como ‘Madre Huechuraba’ y ‘Quilicura’ que aparecen en mapas de 1604 para cultivos de maíz y quinua, y que aprovecharon muy bien los españoles para la urbanización de la ciudad, agregó Stehberg.

A la llegada de los españoles ya existía un importante asentamiento dirigido por el último gobernador inca ‘Quilicanta’, quien incluso ayudó a Diego de Almagro y más tarde al propio Pedro de Valdivia, y que “los cronistas mencionan que es ’orejón’, de la Casa Real del Perú, o sea, éste es alguien de la familia real del Perú que está en el Valle del Mapocho”, como parte de una provincia incaica norte, agregó el arqueólogo.

Pedro de Valdivia, mientras estaba en el Perú organizando su expedición, ya tenía antecedentes claros sobre el asentamiento indígena del Mapocho, ya sea a través de la red indígena o española, hay que recordar que anteriormente habían estado cerca de 600 españoles en el valle santiaguino, y dadas las características geoestratégicas mayor del territorio para su conquista hacia el Sur, recalcó el jefe del área arqueológica del MHN.

Los investigadores, encabezados por Stehberg, han descubierto la existencia de los ‘basaltos columnares’, de carácter religioso, en el sector de la Quebrada de San Ramón, lo que se ha transformado en un hallazgo impresionante que da cuenta de la religiosidad Tawantinsuyo, a través de lugares adoratorios y ritualistas que habrían nacido de la población que habitaba el lugar y no necesariamente del Estado Incaico, agregó Stehberg.

Mas adelante, relató que aquellos hallazgos encontrados en la quebrada dan cuenta de una cerámica que no poseía la iconografía religiosa incásica sino que – sorprendentemente – de la gente propiamente local, a diferencia de lo que ocurrió en el ‘Cerro El Plomo’ donde la cultura Tawantinsuyo introdujo con una fuerte hegemonía ritualista.

Stehberg recalcó que en la ribera del Mapocho existía un centro administrativo del Tawantinsuyo y antes de ello, la cultura Aconcagua, a la llegada de los españoles. “La Plaza de Armas era un asentamiento del imperio inca, Pedro de Valdivia fundó Santiago en una ciudad que ya existía”, dijo el arqueólogo del Museo de Historia Natural.

Volver a escuchar la entrevista: viernes 9 de febrero.

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *