Abogado penalista relata el leitmotiv del “Proyecto Inocentes” y los errores de la Reforma Procesal Penal en Chile

Abogado_Sanchez
Durante el año 2013 nació el “Proyecto Inocentes”, una organización que trabaja al alero del Ministerio Público y como su contraparte en la búsqueda de evitar que personas que no han cometido delitos sean procesados y encarcelados injustamente. Humberto Sánchez, abogado penalista de la Universidad Católica y miembro del equipo profesional de “Inocentes”, habló con Citoyens 102.5 FM de aquellos casos que defienden como organización jurídico-social.

“Proyecto Inocentes” surgió con el propósito de atender a personas que, al alero de la impartición de justicia que rige la Reforma Procesal Penal, observaron que existían personas que estaban siendo objeto de una acusación penal, de un delito por el que eran investigados, imputados, procesados, condenados con prisión efectiva y, que posteriormente, con una prueba de carácter irrefutable se demostraba que la persona era inocente. “Esto sucede por un ‘error del sistema’ que vinculó, equivocadamente, la persona al caso investigado y, como consecuencia, los había llevado a estar en prisión preventiva, en algunos casos de hasta dos años”, señala Sánchez.

Lo anterior, sin duda, representa un defecto, un problema que en el caso de estas personas inocentes, sin vinculación directa, tienen que pasar por el sistema penal, caen a la cárcel y tienen que demostrar su inocencia ante la justicia.

“Proyecto Inocentes” representa en la actualidad sesenta casos de estas características. Es decir, de gente que siendo inocente ha tenido que estar encarcelada. Sin embargo, el porcentaje de personas imputadas erróneamente no es muy alto, pero si muy representativo socialmente. Del total de imputados, alrededor del 1% de casos, solo en el 2016 alrededor de 2.800 personas estuvieron bajo medidas cautelares de prisión preventiva y que, posteriormente, fueron absueltos porque se demostró precisamente su falta de participación en los hechos imputados.

Pero este proyecto no incorpora los 2 mil ochocientos casos, debido al alto número y a la cantidad de profesionales que trabajan para esta organización, por lo tanto, el proyecto selecciona, a través de un método bastante riguroso de investigación, algunos casos para ser comentados en el comité editorial compuesto por autoridades de la Defensoría Penal Pública y de profesores universitarios de gran renombre, como Mauricio Duce o el profesor Leonardo Moreno, entre otros profesionales, quienes aprueban o rechazan la incorporación de estos casos, explicó el jurista.

Para la selección de los casos, son considerados los perfiles de las personas que han sido acusadas injustamente. “Primero, debe existir, claramente, un error en la acusación. Segundo, que el caso haya terminado con una sentencia absolutoria o un sobreseimiento definitivo y tercero, que, además, exista evidencia o prueba que determine la falta de participación de la persona en los hechos”, señala Sánchez y enfatiza: “No basta con que se diga ‘mire aquí no hubo prueba para condenar a este señor’, sino que nosotros tenemos que presentar, por ejemplo, un video para decir que esta persona no había cometido el delito”.

Uno de los casos relevantes que ha representado “Inocentes”, se refiere a la presentación de un examen de ADN que demostró que la persona acusada no fue el autor del delito por el que se le acusaba. Esta investigación buscó mostrar que el sistema penal comete errores, pero la motivación era precisamente que estos errores no vuelvan a ocurrir; así como también comprometerse como defensores a ayudar a que esos defectos jurídicos puedan ser minimizados.

”Una de las causales que tenemos nosotros, que pueden llevar a un inocente a la cárcel es precisamente, la mala conducta de un defensor, porque nosotros no vemos el defecto o el error en el otro como una especie de justificación del por qué ocurren estas cosas, nosotros creemos que los errores son multisistémicos o multicausales para que esto se pueda materializar y es por eso que llamamos al sistema a tomar algunas medidas de resguardo, precisamente por estos ‘casos ejemplos’, entonces, es necesario hacer uso más moderado, más racional de la prisión preventiva, por ejemplo”, señaló el abogado Sánchez.

La Reforma Procesal Penal ha sido un cambio positivo y desde países europeos y Latinoamericanos ven que este nuevo paradigma judicial funciona bien. Por ejemplo, hoy tenemos la posibilidad de poder ver y asistir a las audiencias y que antes se realizaban a puerta cerrada. Antes las personas antes no podían ver al juez, los imputados no tenían posibilidades de hacer sus descargos delante del juez y hoy la persona al momento de ser detenido tiene el derecho a ser asistido por un abogado y también puede declarar y manifestar en la primera audiencia las situaciones que quiera plantear, dijo el representante del Proyecto Inocentes.

Proyecto Inocentes: www.proyectoinocentes.cl

Escucha nuevamente la entrevista: Viernes 1 de diciembre.

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *